domingo, 7 de marzo de 2010

8 de marzo, día Internacional de la Mujer Trabajadora

El origen de esta fecha se remonta a 1857, cuando en Nueva York hubo una marcha de mujeres trabajadoras de una fábrica textil en protesta por las condiciones de su trabajo.

Otro hecho importante que condicionó esta fecha ocurrió en 1908 -también en Nueva York-, cuando un grupo de mujeres trabajadoras, costureras industriales de grandes fábricas, se declararon en huelga para protestar por sus condiciones laborales. Las trabajadoras pedían un aumento de sus salarios, una reducción de la jornada laboral y el fin del trabajo infantil. Durante esta huelga pacífica 129 mujeres murieron quemadas en un incendio en la fábrica Cotton Textile Factory, incendio que fue provocado por los mismos dueños de la fábrica.

Se cree que esto ocurrió el 8 de marzo de ese año.

En 1909 se celebró por primera vez en los EEUU el día de la mujer trabajadora respondiendo a una declaración del Socialist Party of America. Este día, 8 de marzo, fue propuesto en 1910 como día internacional de la mujer trabajadora durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Dinamarca. En 1911, al año siguiente y en respuesta a este decreto, más de un millón de mujeres y hombres europeos participaron en manifestaciones por demandas de igualdad para la mujer.

El 8 de marzo de 1977 la oficina de los Naciones Unidas declaró ‘El Día Internacional de Mujeres Trabajadores’, y el color para representar los esfuerzos de las mujeres que murieron es el lila.

Es importante recordar que este día no es para celebraciones. Este día es para conmemoraciones y dar a las mujeres el respeto y la igualdad que se merecen. La situación de la mujer ha avanzado de forma muy significativa desde aquel 8 de marzo, sin embargo, todavía quedan muchas cosas por hacer para que la igualdad sea completa entre hombres y mujeres.

6 comentarios:

Serena dijo...

Discrepo, discrepo y discrepo!! Jajajaja.

Pienso que es importante felicitarse como una forma de dar aliento. Hay que celebrar (vale, no con cohetes) lo conseguido hasta ahora.

Y, además, chula que es una, creo que las mujeres nos merecemos respeto y reconocimiento todos y cada uno de los días del año.

Sin embargo, ¿cómo pedimos igualdad cuando marcamos una fecha en el calendario para "conmemorar" que somos diferentes, que se nos reconozca a nosotras y sólo a nosotras? Son tantas las contradicciones...

En fin, mi enhorabuena y profundo reconocimiento a todas aquellas personas que cada día se esfuerzan, con o sin nómina, por que el mundo siga girando, intentando hacer de éste un lugar mejor para todos.

MUAK!!!

PD: Ya he discrepado.

mAlicia dijo...

Jajaja! Pero qué discrepadora eres!!

En fin, tienes razón, incluso hay otras teorías rulando por ahí sobre el origen de la elección del día 8... De todas formas, no creo que hoy sea un día de celebraciones, si no para recordar lo mucho que las mujeres hemos luchado para salir de casa y poder trabajar fuera. Y para recordar que hay millones de mujeres que aún no tienen ese derecho en el mundo hoy día.

Cierto, no basta un día para recordarlo, y cada unos de los 365 días del año debería ser un recordatorio constante. Yo no interpreto el día de la mujer trabajadora como una forma de diferenciarnos del hombre... Es solo que es algo sobre lo que hemos luchado tanto!!!

También celebramos el día de la infancia, porque hasta hace no mucho, los niños no eran reconocidos como tales. Y recordamos muchas otras fechas que nos obligan a hacer una pequeña parada en el camino para dar importancia a esos grandes logros que hemos conseguido los seres humanos, relativos al hombre, a la mujer, a los niños, los ancianos, el medio ambiente, etc.

No lo leáis como una celebración, ya que se trata de un recordatorio de muchas cosas por las que hay que seguir luchando.

Un abrazo, pelirrojaaaaaa!

mAlicia dijo...

Si nuestras abuelas, bisabuelas y tatarabuelas no hubieran luchado en la calle, no tendríamos derecho al voto, no podríamos trabajar,estaríamos en casa al cuidado de nuestros maridos e hijos, y no tendríamos la más mínima oportunidad de decidir sobre nuestra propia vida... Eso es lo que yo quiero recordar!

Muak!

;-)

Anónimo dijo...

Está bien eso de recordar. Y no sólo por lo pasado, por lo luchado, sino por lo futuro, por las luchas futuras, por lo que aún queda. Porque hay cosas que no se entienden.
Q
PD: ¿Es un corte de mangas? A mi me lo parece.

Serena dijo...

Jajajaja... a mí me recordó a mi hno de niño, cuando nos decía: "mira, mira qué molla tengo!!"

Besos, niños!

mAlicia dijo...

Jajajaj! Pues si, me encanta... Y además parece un corte de mangas! Pero en realidad está enseñando músculo!!

Un besazo, Q. y otro pa´ti, pelirrooooja!!!

Muaaak!