domingo, 2 de mayo de 2010

Brevedad


He nacido hoy de madrugada
Viví mi niñez esta mañana
y sobre el mediodía
ya transitaba mi adolescencia.
Y no es que me asuste
que el tiempo se me pase tan deprisa.
Solo me inquieta un poco pensar
que tal vez mañana
yo sea
demasiado viejo
para hacer lo que he dejado pendiente.


J. Bucay

6 comentarios:

Serena dijo...

La sonrisa no la envejece el tiempo.

Un abrazo laaaargo, petarda!

Mary dijo...

O lo que es lo mismo: vive el presente como si fuera lo único que tienes.
besos

gorgeousefg dijo...

QUé bonito poema y qué bien ejemplifica ese agobio que sentimos a veces cuando el tiempo se nos escapa demasiado rápido, eh?

¿Mañana ya es miércoles? ;-)

Un saludo.

Malicia en el espejo dijo...

Bueno, te salen arruguitas en las comisuras de los labios!!!

;-)

Otro pa´tiiiii!!

mAlicia dijo...

Hola, Mary!

Eso es lo que deberíamos hacer, pero vivimos a veces demasiado anclados en el pasado, y pendientes del futuro... En esas estamos, en vivir el presente!

Otro abrazo!!!

mAlicia dijo...

Hola, G.!

Es cierto, es muy sencillo, pero bonito, y al mismo tiempo ligeramente doloroso... Ya casi es miércoles, si! Como vuela el tiempo!

Más besazos!!!