viernes, 2 de octubre de 2009

Caramel

Hoy os dejo por aquí el trailer (subtitulado en inglés, no quedaba otra) de una película deliciosa que vi hace ya un tiempo y que me sorprendió muy gratamente.

Me vino a la cabeza la necesidad de dejar este post, tal vez porque últimamente escucho a menudo su banda sonora… O tal vez porque mi corazón se identifica con algunas de las emociones que cobran vida en la historia.

Se trata de Caramel (2007), una comedia dramática de la bellísima directora y actriz libanesa Nadine Labaki, quién, además de dirigir, protagoniza la cinta.

La historia transcurre en la capital del Líbano -Beirut-, y gira en torno a la vida de cinco mujeres de diferentes edades que se reúnen en un salón de belleza, propiedad de una de ellas. Cada una trae consigo una historia que despierta en el espectador emociones diversas e intensas: el amor por un hombre casado, la necesidad de ocultar la pérdida de la virginidad en el mundo islamista, el miedo a envejecer, el lesbianismo y el sacrificio personal por el cuidado de un ser querido enfermo.

Una película de mujeres, para mujeres… Y para hombres capaces de conectar con un mínimo de sensibilidad que vaya más allá de “El club de la lucha”. Una historia sencilla y cautivadora, de las que conectan con el corazón y con los sentidos, acompañada de una banda sonora dulce, sensual y deliciosa en la que merece la pena reparar.

Caramel toma su nombre de la mezcla de agua, azúcar y limón con el que las mujeres libanesas elaboran una pasta para… ¿Para qué? Creo que será mejor que lo averigüéis vosotros mismos cuando veáis la película.

Una pequeña joya, realmente aconsejable.

">

5 comentarios:

Serena dijo...

OUCH!!!!

Al igual que internet, el láser debería ser un bien común... un servicio de la seguridad social o algo...

No voy a decir en qué han desembocado mis pensamientos al buscarle usos al caramelo... en fin...

Un abrazo

mAlicia dijo...

Jajaja! Claro q si! Deberían entrar por lo menos el bigote,las axilas, las ingles y las piernas!!

Con que buscándole usos al caramelo, eh, pillina???? ;-P

En fin, prefiero el chocolate, que el caramelo es demasiado pegajoso... Uffff!!

Jajajaja!

Otro enorme pa´ti!!!!!

Serena dijo...

A mí el caramelo no me gusta... no es más que azúcar "quemado". Y lo excesivamente dulce y yo... no hacemos buena combinación.

Pero, en cualquier caso, lo descarté... demasiado caliente, no? Puede producir daños irreparables a corto plazo (e igual a largo tb!).

Chocolate, chocolate... Tú?? Tú a tomar yogures naturales, ahora no vengas con rollos...

mAlicia dijo...

A mi tampoco me mola el caramelo, estoy contigo. Las cosas "excesivamente" dulces me saturan. :-)

Y lo de usarlo con otros fines, menos todavía! Eso tiene q doler, no? Ufff!

En fin, voy a comerme mi yogur blanco desnatado... Aunque para q lo sepas, me han preparado un bizcocho con chocolate negro (de higos a brevas no le hago ascos a uno) y estaba de buenoooo! ;-)

Así que hoy ha tocado chocolate y yogur!

Un besitooooooo!

gorgeousefg dijo...

También vi esta película hace algún tiempo. Tu post me ha traído buenos recuerdos, los que una guarda tras ver una buena película o escuchar una bonita canción. Identificas ese recuerdo con un lugar, una persona o una sensación. Gracias por recordármelo.