lunes, 18 de enero de 2010

Cruz Roja pide ayuda para Haití

Hola, chicos... Creo que el tema de Haití se merece mucho de mi atención, así que os dejo por aquí algo de información sobre la labor que está realizando Cruz Roja Española, y sobre el llamamiento urgente de ayuda que han lanzado:

Se estima que más de 3 millones de personas se han visto afectadas por el Terremoto de 7,3 grados que azotó Haití y que más de 200.000 han quedado sin hogar. La cifra de fallecidos está sin determinar aunque se confirman las peores previsiones.

Tras las primeras horas después de la catástrofe, las necesidades inmediatas se concentran en la búsqueda y rescate de supervivientes, la atención sanitaria de emergencia, la dotación de agua potable, el alojamiento, la logística y la mejora de las telecomunicaciones.

Cruz Roja Española ha enviado 20 delegados para completar el equipo que ya tenemos destinado en Haití. En estos momentos se contempla ampliar el apoyo de recursos humanos. Además se ha enviado un primer convoy de ayuda humanitaria y vehículos de emergencia y estamos fletando 4 aviones con:

Unidades de Respuesta a Emergencias (ERU):

ERU Telecomunicaciones
ERU Agua y Saneamiento

Suministros de ayuda de emergencia:

Material Sanitario
Mantas
Kits de cocina

El operativo de Cruz Roja Española forma parte de la basta campaña humanitaria puesta en marcha por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Cruz Roja Internacional ha realizado ya un llamamiento de ayuda para asistir a más de 100.000 personas durante los próximos nueve meses.

Haití nos necesita a todos. Tu colaboración es más importante que nunca.

5 comentarios:

Serena dijo...

Haití...

Es una noticia que he evitado premeditadamente. Quizás porque me parece que la información que suele llegar en este tipo de casos es poco objetiva, pero muy morbosa. Es decir, sigo pensando que hay imágenes que vulneran la dignidad de las personas.

Sin embargo --ésta, mi ciudad de gentes--, conozco a una persona de ese pais que estaba en ese momento allí. Afortunadamente, están bien, pero se han quedado sin nada. Y lo único que dice es: "Tengo sed".

Hoy he estado en un sitio que me ha hecho sentir la necesidad de salvar a todo el mundo. Un sitio difícil, que siempre me hace ser consciente de lo frágil que es "esa línea", donde ves las puertas abriéndose y cariño desapareciendo, donde giras la vista y encuentras angustia, esperanza agonizante...

No me gusta estar en lugares así. Me gritan a la cara que no soy nadie, que no puedo cambiar nada.

Abrazos, abrazos y más abrazos...

Anónimo dijo...

Desde luego que hay imágenes evitables. Que sobran. Pero muchas de ellas a la vez pueden movilizarnos a hacer lo que algunos dirían que no es mas que una manera de expiar nuestras culpas, pero que, después de todo, ayuda.
Hay cosas que cambian. Otras que no parecen hacerlo.

mAlicia dijo...

Muchas gracias por estar presentes con el tema, chicos!!!

Estoy de acuerdo contigo, Sere, por eso evito ver imágenes en la medida de lo posible, leo información de fuentes que considero serias, e intento no divulgar imágenes que sean duras...

Conoces a alguien que está en Haití????? Puedes contarnos algo? Cómo está esa persona? Mejor ahora??? Qué triste oir a una persona decir "tengo ser..."

También me ha producido tristeza leer tus palabras. Espero que esa visita tan dura no haya dejado una huella duradera. Pero piensa que en un lugar así también hay sitio para la esperanza, vale?

El mundo está lleno de cosas que podemos cambiar, aunque a veces solo queramos cambiar aquellas que escapan de nuestras manos...

En esto estoy de acuerdo contigo, Q.

Mucho ánimo, preciosa!!

Un hipermega-abrazo de oso panda para los dos!!!!!!!!!!!

Serena dijo...

Hola, niños.

¿Cómo vais? Ya es jueves... otra vez. Esta semana se me ha pasado súper rápida...

mAlice, al chico de Haití lo evacuaron a Repúblia Dominicana. Ahora están bien, él y su familia, pero no tienen de nada.

La pregunta que me surge en estos casos (junto con otras tropecientas, por supuesto) es que... ¿hasta qué punto merece la pena sobrevivir después de haber visto todo aquello en tus seres queridos, en tu "mundo"?

Y es que, cuando suceden estas catástrofes (terremotos, riadas, inundaciones, incendios...), no puedo evitar pensar que estas personas no sólo se enfrentan a la desaparición de familiares y amigos -ya de por sí tremenda-, sino que han de asistir a la devastación completa de su trabajo, de sus esfuerzos durante años para conseguir algo un poquito mejor... Desolador.


En fin, un abrazo fuerte.

mAlicia dijo...

Hola, preciosa!!

Me alegro de que ese chico haitiano esté bien y a salvo.

Es cierto, sobrevivir a algo así debe ser horrible, y siempre quedará esa sensación de "por qué mis seres queridos y no yo?".

Espero que, egoístamente, seamos lo suficientemente afortunados como para no vivir nunca algo parecido. Porque esperar que el mundo, el ser humano y la naturaleza cambien es esperar mucho.

Un abrazooooooooooooo!!!!!