jueves, 7 de enero de 2010

Sobre cómo sobrevivir a las invitaciones de boda (II)

...
a) El dinero del regalo. Pruebo, cuando quedamos, a ver si cuela el jarrón de los chinos, pero nada. Se ríen y me dejan bien clarito que la casa está amuebladísima, de diseño, monísima, coquetísima. y una docena más de “ísimos”!

b) El vestido. Vuelves a casa descorazonada… Abres el armario y empiezas a buscar. Y de primeras te entra un sudor frío y te viene un grito sofocado seguido de esa frase tan, tan odiada que nos viene acompañando desde que teníamos 13 años: ¡No tengo nada que ponermeeeeee!!!!

Un momento, respira! Si! Tienes un vestido… No, pera… Tienes 3 candidatos que no te han visto en ninguna boda anterior!!! Milagro en el portal de Belén!. Un momento… Uno hay que descartarlo, por que te lo vió la prima de la que se casa (que está casada con el hermano de tu cuñada) en un bautizo, y es de un criticón!. Joer… Quedan dos. Te los pruebas pa´que den el visto buena tus compis –uno morado y otro rojo-, y por unanimidad gana el morado.

Si supieran que te lo compraste en el mercadillo por 15 euros, en un puesto con vestidos de fiesta de marca se les torcía hasta la campanilla…!

c)Los zapatos. Joder, vamos listas. Aún hace calor para zapato cerrado, y además, al vestido le pagan unas sandalias, pero no tienes ningunas en condiciones para ponerte. Y tú tiesa sin pelas!! Sales como una loca a recorrer todas las zapaterías de la ciudad, hasta encontrar unas sandalias preciosas que, milagritos de la vida moderna y del comercio injusto, cuestan 15 euros! Los miras y remiras por si tienen algún defecto. Te las pruebas (algo malo tienen que tener), pero nada de nada. Son perfectas (bueno, están un poquito grandes, pero si estudias la posición del pie cuidadosamente no se nota). No entro en mi de gozo!!

d)Jóder, y ahora queda el bolso. Ufff! Miras el armario y no ves nada que le vaya al conjunto. Intentas colar un bolso de mano normalito, pero la experta en protocolo de la oficina te lo desaconseja encarecidamente. Le sonríes amablemente, le das las gracias, y te vuelves con la mirada torcida porque acaba de joderte el invento. En fin: no te queda otra. Haces un llamamiento solidario a la gente que conoces pidiendo un bolso de fiesta prestado. Pero como se te olvida decir lo que estás buscando (y que no todo el mundo tiene el mismo gusto) te aparecen con una serie de “perlas” que parecen salidas de un ágape de la familia Adams o de una fiesta pirataaaa. Y tú allí con cara de felicidad y la mejor de tus sonrisas… “Ohhhh, qué bonito, pero qué pena! No le va al vestido… Uy, es precioso, pero no combina con los zapatos…”

Al final aparece tu mejor amiga, con toda su ilusión, con un bolsito sobre el que prefieres no opinar, le das un beso, le agradeces el detalle, y le das las gracias por salvarte la vida. Al día siguiente te vas al mercadillo, pobre como las ratas y desahuciada, y compras un bolso que parece dar el pego por 4 euros. Lo pones a prueba con la victim fashion de la oficina, y… ¡¡Prueba superada!!

e)Se acerca el día de la boda y empiezan a bajar las temperaturas alarmantemente… Joder, que más puede pasar? En fin... Cuando ya creías tenerlo controlado todo empieza la búsqueda de echarpe, chal, mantón, pashmina, chaquetita, pañuelo, o sucedáneo. Tu mejor amiga vuelve a aparecer de nuevo y te trae uno que no está nada mal. Pero solo hay un pequeño problema: que a ella le viene pequeño, y teniendo en cuenta que es casi 20 centimetros más baja que tú y que tiene la mitad de tu espalda, pues que os voy a contar, no? Le digo:

“Oye, me está pequeño”
“Pues si, la verdad es que me está chico a mi también.”
Y te quedas pensando: y no se te ha ocurrido antes lo de que yo abulto el doble que tú, huevo duro????

En fin. Finalmente, después de revisar todas las tiendas en las que puedes encontrar cacharros parecidos sin tener que empeñar una pierna, terminas tus compras en el corte chino. Un fantástico foulard que imita seda natural y que vuelve a pasar los controles de calidad pijos!!! Yupiiii!!

Ya lo tienes todo listo. Ahora solo falta hacer cuentas para soltar la pasta. Y empiezas a sondear entre amigos, compañeros y conocidos… Oye, tú cuando estás dando para las bodas? Y si vas solo? (por que voy yo sola, of course!)

- Yo doy 120 si vamos dos.
- Pues yo 150 0 170.
- Pero y si vais solas?
- No sé, yo daría 60 o 70, y va que corta.
- 60 o 70 no es demasiado poco en estos tiempos? (pregunto yo con ingenuidad de la verdadera) Yo había pensado en 100 o 120, no sé…
- Que no, mujer, que 70 van bien.
- Ok, graciassss!!

Me han convencido. Me daba palo soltar 100 euros, pero no me llegaba pa´los 120. Pero estos me han quitado rápidamente todo rastro de culpabilidad del cuerpo.

Hala, a tomar por saco! A ver si por lo menos me lo paso bien…

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja, mAli, que mal os lo montáis algunas niñas. Yo no tengo poblema. Un vaquero negro, una camisa (seguro que negra y algo rara, como yo), mis zapatones tipo botadelabenemérita y ni bolso ni ná. Y si me he repetío en alguna, pues mejón asín de lejos ya saben quién soy. Chin pon. Vivanlosnovio.
Fdo: el padrino güenorro

Serena dijo...

Jajajaja... me encanta... Pero no has hablado de los pendientes!!!

En fin, la verdad es que no sé para qué se casa la gente. Total, ya tenían la casa amueblada, ¿qué más podían necesitar?

Lo más divertido de todo eso es hacer la trastada. Por ejemplo, yo convertí un pañuelo de doce euros en un cuerpo que le encantó a todo el mundo... y no tengo ni repajolera idea de coser ni na de na!

Muak!

PD. Vaya publicidad que me estoy haciendo... ni poner lavadoras, ni guisar, ni coser... jajajaja.

Anónimo dijo...

No me digas que tú vienes a este sitio buscando pareja Serenita?!

Serena dijo...

Jajajaja...

Más bien, con eso de la publicidad, como empleada del hogar. Creo que si viniera aquí buscando pareja, tendría que reorganizar mi campaña de marketing, ensalzando mis destrezas en otros campos.

Pero, fíjate, ese tipo de comentarios aquí no los he hecho nunca... sabiendo que tú ya estás más que solicitado, perdí todas mis esperanzas. ;P

PD. Es que no sabes los improperios que pueden llegar a dirigirte cuando te preguntan: "oye, y si meto esta camiseta con los vaqueros en un programa corto...?", y con cara poker respondes: "no sé... yo de eso... nunca he puesto una lavadora".

gorgeousefg dijo...

Me parto con tu relato de los preparativos de la indumentaria y demás cositas para esa boda!!! estoy deseando leer cómo fue el gran evento!!!
besos.

Mary dijo...

Disfruta mucho!!!!!

mAlicia dijo...

Bueno, bueno, si ésto empieza a recordarme a los viejos tiempos!!! Me voy cuatro días de viaje y me mantenéis la casa cuidadita y aireada, qué bien! ;-)

El jueves salí con dirección a Barcelona, y regresé ayer por la noche...

Padrino (ahora hay q llamarte así? Jeje)tú si que sabes! Debería hacerlo igual que tú, pero es que la experta en protocolo del curro me advirtió que "no debo usar el negro en una boda"!!! :-P

Qué suerte tenéis los tíos pa´estas cosas...

Madre mía, si por algo no me vuelven a mi loca estas cosas!

P.d. He llevado ropa negra en más de una boda, y más de dos... Y seguiré haciéndolo cuando me apetezca, con premeditación y alevosia!

mAlicia dijo...

Aimmsss, Sere! Cierto, lo de los pendientes fue otra historia que también costó lo suyo!

Posh claro que tenían que casarse, mujer, no ves que estaban viviendo en pecado?

Oye, como mola lo del pañuelo!!! Y suena sexy, pelirroja!! A ver cómo fuiste tú a esa boda!

;-)

P.d. No te preocupes, yo te seguiré queriedo igual, jeje!

mAlicia dijo...

Nunca has puesto una lavadora??

Jejeje! No paaasa nada, yo seguiré haciendo campaña entre mis amigos solteros, pq nuestro QG, como tú dices, ya está pillado... Qué le vamos a hacer!

mAlicia dijo...

Hola, G!!!

Me alegro de que hayas echado alguna risa, guapa!

Tened paciencia con el evento, tardaré un poco más en dejarlo por aquí... ;-)

Besos!!!

mAlicia dijo...

Hola, Mary!!!

Si, la verdad es que al final, a pesar de haber ido al evento gruñendo me lo pasé genial!

Más besossss!!!

Anónimo dijo...

Me alegro de leerte de vuelta, mAli. Lo mismo te jartaste de bailar o de comer langostinos o de beber Legendario o de cualquiera sabe qué. Pero eso de que lo pasaras genial me ha alegrado. Porque después de todo, ya que vas a una boda, lo mejor que puedes hacer es eso, pasarlo genial.
Bdb.
bueeeeno, Bdb means "besos de bienvenida".
PG
o QG, como sea.
Pelirroooojaaaaaa, te has teñido ya de rubia?

Serena dijo...

Jajaja... la peluquera me insiste, es un tema que someten a debate cada vez que voy. Pero me resisto...

mAlice se lo pasó bien en la iglesia (se casarían por la iglesia, no???), que lo sé. Con lo que le ponen los curas...

Muak!

PD. La iglesia... en esa parte pongo la misma cara que si miro una lavadora, o sea... ein? No veas qué jaleo con el ahora me levanto, ahora me siento, blabla mueves los labios para hacer que dices algo... y miras al de al lao, hermanos, tomémonos las manos...

PD2. Ah! Me estás haciendo campaña?? Jajaja... pues que por lo menos cumpla una serie de requisitos, eh?

mAlicia dijo...

Que si me lo pasé bien en la iglesia??? Joooooor!!
Posh claro!! Había música, un puñao de drag queens con vestidos y tacones imposibles, un disc-jockey que animaba con un micro y le daba al vino (un poco soso, el hombre la verdad!) y que cantaba de vez en cuando, y encima repartieron algo de comer gratis al terminar... Lo que pasa es que me pilló sin hambre!

;-P

P.d. Hombre, posh claro!! Por eso no he encontrado todavía a ninguno que esté a tu altura! ;-)

Serena dijo...

Ah, bueno... yo solamente estaba pensando en que el candidato supiera poner la lavadora, pero si además tiene otras virtudes y destrezas...

PD. De qué congregación son tus amigos?

mAlicia dijo...

Poner la lavadora? No sé si seré capaz de encontrar alguno...

Jejeje! A qué congregación? Son todos unos herejes!!!