miércoles, 6 de enero de 2010

Sobre como sobrevivir a las invitaciones de boda (I)


Septiembre de 2009...

Querido diario:

Ha sido un día perfecto. Comidita en el campo con los colegas, un rato de risas y de charlas y baño en el río (si, esas cosas todavía se hacen en algunos sitios!). Vuelves a la civilización, y de pronto notas que te llega el sonido del móvil desde tu bolso. Te asomas para ver de quién se trata, y descubres que es una amiga de la que no sabes nada desde hace, por lo menos, dos años. En ese momento, la melodía de tu móvil deja de parecerse al sonido de un viejo teléfono y se convierte en la partitura de la ducha de psicosis: Ni-no-ni-no-niiiii-nooooooniiinoniiii!!

Descuelgas con la mano temblando y un tic nervioso en el ojo. Solo pueden ser dos cosas: o su hermana (que era tu mejor amiga) está embarazada, o….

(PAUSA INTERMINABLE)

¡Hooola!!
Hombreee, cuanto tiempo! ¿Cómo estás?
Bien, bien, y tú?
Pues bien también (y sin haberlo ensayado, me ha salido un pareado…En fin…) Qué, no me digas que tu hermana me va a hacer tita?
Siiii!
Hombre, qué bien!! (hago un esfuerzo para parecer realmente entusiasmada)
Es bromaaaaaaaaaa! Que me casooooo!!!!
ANDA, QUE BIÉN, MENUDA SORPRESA!!! (Aggg, será cabrona! casi me da un soponcio… Y yo que llevaba casi un año fardando de no tener ninguna boda a la vista en los próximos cinco años!)
Pues si, me caso dentro de 20 días!
Ah, vale! (Dentro de 20 días? Y he dicho cabrona? Me quedé corta!!! De donde ahorro yo ahora pa´hacer el regalo si el cerdito lo rompí pa´poder alimentarme de algo que no fueran macarrones la semana pasada? Y el vestido…? Y los zapatos…? Y el bolso…? Y… Y…? Ahhhhhhh!)
Tenemos que quedar para que te de la invitación. Por que vas a venir, verdad?
Hooombre… (Y qué puñetas me invento yo sobre la marcha pa´no ir? Aprieto los ojos y el entrecejo, pero ná, no se me ocurre nada convincente en dos segundos), pos claro que si, mujer, qué alegría!! (pero que hipócritas somos a veces las mujeres!).


En ese momento, mi mejor amiga, que está sentada a mi lado, me mira con cara de marciana. Cuando cuelgo, me dice: Pero si a ti no te gustan las bodas, porqué la felicitas? Joer, pues por que es lo que ella quiere, no le voy a dar el pésame! (aunque ganas no me faltan!).

En fin, que sin comerlo ni beberlo me veo citada para la entrega oficial de tarjetas. Que digo yo, podían enviarlas por correo electrónico, que por lo menos resultaría más rápido, barato y moderno, no? Bueno, al menos me invitaron a las tapitas. Algo es algo.

Y a todo esto, yo al novio lo he visto una vez! Eso si, inconfundible, porque Kojak tenía más pelo que él!Pero… Tengo que reconocer que hasta me lo pasé bien con ellos, porque en dos años han pasado muchas cosas y hay palique pa´entretenerse.

En fin. Ahora empieza lo más crudo...

3 comentarios:

Serena dijo...

¡¡Quéeee bueeenoooo!! Me encantan estas entradas... si por estas cosas me enganché yo a este blog, no por el Mattia Ness, primo de Eliot.

Bueno, peor hubiera sido que te dijera: "que me caso porque estoy embarazada!!"

PD. Qué puntazo cuando ves a alguien descolgar el teléfono y transformarse en... "¿quién coño eres tú???"

gorgeousefg dijo...

Pues yo, sinceramente, habría dicho que no puedo ir buscándome una excusa, porque alguien que me avisa con tan poco tiempo da la sensación de que te lo dice a posta a última hora rezando para que ya tengas planes y no puedas acudir.... en fin, será mi mente mal pensada...
un besazo y ánimo con todo lo que ello conlleva!
besos.

Anónimo dijo...

Je. Las bodas pueden estar bien, se puede pasar bien, depende de la compañía y de las ganas. Será por eso que dije que no a todas las últimas, que fueron de la familia.
Vivanlosnovio.
Fdo: El padrino güenorro.