miércoles, 22 de abril de 2009

Estás pensando en mi...


Diario de un viaje esperado.. Día 4

Sábado.. Ya queda menos para volver, qué mierda!

Nos levantamos temprano, desayunamos y salimos para buscar al resto del grupo, porque hoy tocaba excursión por algunos pueblos de los alrededores de Amsterdam (Marken, Volendam y otro pequeño pueblecito de cuyo nombre acabo de olvidarme... Uppsss!)
Pasamos el día en ruta, moviéndonos de un sitio a otro y disfrutando de la arquitectura y de los paisajes típicos de la zona. Es un paseo agradable para realizar si se hace una escapada a Amsterdam, aunque alguno de ellos resulta excesivamente turístico.
La jornada fue tan interesante y divertida como las anteriores, aunque en ésta ocasión nuestro tercero en discordia se mantuvo un poco replegado con respecto a los días anteriores. De hecho, me estoy dando cuenta de ello justo ahora, mientras lo escribo.
Tampoco hoy te separaste de mi durante la mayor parte del tiempo. Fue especial que me ayudaras, leyendo con tu divertido acento español (me encanta oirte!)la réplica a las escenas de la obra de teatro en la que ando metida esta temporada.. Volviste a decirme, tal y como me habías comentado antes del viaje, que deseabas venir a ver mi estreno, y en ese momento empecé a darme cuenta de que hablabas totalmente en serio.

Creo que se me tuvo que poner de puro placer y vanidad una cara de boba....! Yo, erre que erre, diciéndote que era una paliza, que no merecía la pena, y tú diciéndome que si, que por supuesto que valía la pena, y que deseabas verme. Y entre cháchara y cháchara para hacerme la dura, hinchándome como un pavo real!. Jaja!

A media tarde volvimos de regreso a Amsterdam, y decidimos descansar un rato antes de volver a salir, ya que queríamos probar la marcha nocturna de la ciudad antes de salir. Nos habían recomendado un local fantástico, y no podíamos irnos sin conocerlo!

Llegamos a la habitación, tranquilos y relajados, y nos tumbamos en la cama a charlar, como tantas otras veces. Es como un ritual, y siempre sucede de la misma forma. Nos echamos sobre la cama, hablamos, y montamos una coreografía de miradas y movimientos que, en cualquier otra circunstancia y con cualquier otro hombre sería el preludio de una buena sesión de sexo. Pero contigo... Ya se sabe!

Tú pusiste un poco de música con tu móvil justo antes de tumbarnos (madre mia, suena como si fuera un estéreo, es increible!).

En un momento de gran proximidad física, estando tumbados mientras nos mirábamos muy de cerca, tuve otro de mis arranques espontáneos de sinceridad y quise decirte algo que había comprendido hace muy poco tiempo, y que deseaba compartir contigo.

Quise decirte que, finalmente, había entendido que llegué a enamorarme de ti. Si, hablé en pasado, y con toda la sinceridad de la que fui capaz de armarme (teniendo en cuenta que exponía totalmente mi alma) te dije que no había sido capaz de verlo antes porque sentía un miedo atroz. Te hablé de forma serena y distendida,alegre, como si me quitara un peso enorme de encima.

Tú me observaste con atención, con ternura y con los ojos llenos, y abiertos de felicidad. Por fin había reconocido que te había amado, no? Qué agradable resulta que alguien a quien quieres te diga una cosa como esa, verdad?

Permanecías callado,tranquilo, sin decir nada, mientras yo te miraba con una sonrisa honesta en la cara y te decía que ahora me sentía tranquila, serena, y que había superado ese sentimiento que me atenazaba y me impedía disfrutar de ti como realmente hubiera querido.

Repentinamente, sin que me lo esperara, te lanzaste hacia mi envolviéndome en un abrazo intenso, intensísimo hasta dejarme sin aliento, y me arrastraste hasta tu pecho, de espaldas a tí, dejando mi rostro sobre el tuyo y mi boca a un paso de tus labios. Me pareció un abrazo increible, tierno, inmenso, eterno.

Y en cierto modo lo fue, porque pasamos así más de una hora, sin que la presión de tu brazo y de tu cuerpo me dejará marchar, hasta que el tiempo se nos echó encima y no quedó más remedio que levantarse de la cama para salir a buscar al resto del grupo.

Como siempre, tú controlabas la situación. Mi pulso se había acelerado a mil, mientras sentía como tu corazón y tu respiración se acompasaban con mi ritmo. Pero mantenías la parte de tu cuerpo que podía traicionarte a distancia... En un momento concreto decidiste pegarte totalmente a mi, y tuve la ocasión de quedarme sin respiración durante una fracción de segundo, mientras notaba de forma evidente que estabas excitado. ¡Madre mia! No sé como no se me paró el corazón allí mismo..!

Tan rápidamente como te habías acercado a mi te separaste, consciente de lo que había pasado. Pero no me soltaste de tu abrazo infinito.

Durante unos instantes conseguí armarme de valor para hablar, aunque solo acerté a decir que lo que sentí por ti me había hecho volverme celosa, y que era un sentimiento al que no estaba acostumbrada, que me había hecho sufrir. Tampoco abriste la boca en esta ocasión, aunque noté como tu abrazo se volvía ligeramente más fuerte.

Sé que a lo largo de aquel fragmento de tarde me dijiste muchas cosas, aunque con tu boca no me dijeras nada..

Yo continuaba tratando de pensar con claridad en ese momento, atenta a tu respiración y al latir acompasado de tu corazón, hasta que comenzaron a sonar las canciones de amor que habías grabado en el móvil, justo en ese preciso momento.

No sé como describir la sensación que me recorrió al escuchar la letra de la primera, mientras la chica que cantaba decía en italiano:

Estas pensando en mi, estás pensando en mi... Dame un beso y dime si todavía hay algo...Me estás tocando, me estás abrazando.. Mi boca está aqui, juega irresistible.. Cierro los ojos y siento tu respiración, tu respiración...

Ufffffffff! Para que os voy a decir como me sentí mientras me abrazaba, al tiempo que la chica que cantaba describía precisamente lo que yo sentía en aquel momento!

Siguieron sonando otras canciones de amor casi tan oportunas como la primera durante el siguiente rato, así que permanecimos los dos en silencio, abrazados.

Si no me derretí en aquel momento tierno, intenso, infinito, fue porque he resultado ser más fuerte de lo que yo creía, chicos.

Tratándose de él puedo deciros que fue mucho, muchísimo. Lo sentí como una declaración de amor.. ¿De qué tipo exactamente? No lo sé, quién sabe contigo...Si de un afecto intensísimo, tierno y dulce como solo tú puedes serlo, aunque continúo sin saber si la parte de amor desinteresado sigue ganando por goleada al amante que se esconde, temeroso, dentro de ti.

Pero al menos esta vez, durante un instante, me dejaste sentir que además del amigo, el hombre estaba también allí abrazándome y rindiéndose ante el deseo.

Salimos con prisa del hotel y nos reunimos con los demás. Cenamos, estuvimos un rato de marcha (y comprobamos que, como de costumbre, hay que fiarse con cuidado de las guias locales, porque tanto el restaurante como la discoteca resultaron ser una mierda). Bailamos juntos, relajados como no lo habíamos hecho antes, y tú aprovechaste para hacerme algunas fotos, mientras nuestro tercer vértice reclamaba de nuevo mi atención y me apartaba sutilmente de ti. Pero esa noche había decidido ser yo misma, y no ser de nadie.

Fue divertido, me dejé llevar por la música y me sentí halagada, feliz y atractiva, embriagada aún por el ritmo de tu respiración mientras fingía que esa noche tú no eras el centro de mi atención.

De regreso, acompañamos al grupo a su hotel, y entonces comenzó a caer una lluvia lenta, pero intensa. Tú pediste un paraguas prestado para llegar hasta nuestro alojamiento, porque nos esperaba una larga caminata. Me abrazaste con fuerza, y regresamos caminando muy lentamente (tú marcaste el ritmo), charlando con ternura sobre muchas cosas. Durante aquel recorrido fue consciente, por primera vez, de lo alto que eras, y así te lo dije. Lo que no te dije, amigo mio, es que me sentí pequeña pequeña entre tus brazos, y que habría deseado que no me soltaras.

Llegamos a la habitación y nos metimos en la cama. Esta noche no hubo distancia entre nosotros. Me atrajiste hasta tí y me abrazaste como habías hecho un rato antes, con tu pecho y tu rostro acoplados a mi espalda.

En ese momento cerré los ojos y dejé que mi cara se llenara con una sonrisa dulce, tierna, boba, a mis más de treinta años, como la de una adolescente que duerme por primera vez junto al chico que le gusta. Al fin y al cabo, podía aprovechar la oscuridad que nos envolvía para hacerlo...

15 comentarios:

Mary dijo...

Pero qué mala eres, cómo nos dejas....

Bueno, no sé lo que viene después, pero yo veo que este chico.... Dios, ¿qué le pasa? Obviamente hay sentimientos, y hay reacciones físicas.... ¿qué le falta? Yo con él he pasado de pensar que te quiere a su manera a un "qué coño! o blanco o negro! que las personas tienen sentmientos!". Perdona, chica, me ha salido la vena protectora....

Cuéntanos la continuación prontito, anda....

un besito

Serena dijo...

¡¡¿Llevaba el móvil en el bolsillo del pantalón?!!

mAlicia dijo...

Jajajaja!

Me temo que no... Además, esa era la zona de la brageta, no del bolsillo.. El móvil estaba encima de la mesa, y lo que yo noté tenía una forma muy muy definida, que una ya es vieja y tiene su experiencia.. Jaja!

;-P

Serena dijo...

Jajajaja. ¿¿En la zona de dónde, dices?? A ver si era el fijo...

Necesitas un plan de seducción. Habrá que pensar algo, porque recrear una oportunidad como la que tuviste (¡¡y desperdiciaste!!) va a ser difícil, pero no imopsible.

Ay, que luego me acordé de Joaquin en Quills... qué morbazo vestido de cura atormentado, en plan "cómo me pones, pero soy un hombre de Dios y tengo que resistir".

mAlicia dijo...

Joder! Has dado el el clavo..

Si señor, la comparación podría ser también con el personaje de Joaquin Phoenix en Quills.. Ese hombre controlado y atormentado que no quiere rendirse a su instinto.. En cierto modo, el rollo espiritual ha tenido siempre un peso tremendo en su vida..

Ufff!! Me han entrado unos calores acordándome de esa peli...

Jajajaja!

Tremendo!!!

Serena dijo...

¿Rollo espiritual o religioso? ¡A ver si el plan de seducción va a tener que comenzar por pedirle matrimonio!

Puff... cuando vi esa película, me pasé el rato pensando: "Vamos, Kate, que tu puedes...¡¡pero no le quites el alzacuellos!!

Jajajaja, eso seguro que es un problema mío, porque con Gael en El crímen del Padre Amaro, me pasó un poco de lo mismo. Aunque me sigo quedando con Joaquin en Quills... Joé, si hasta de malo incestuoso en Gladiator... creo que por eso terminé de verla, las tres veces.

Y venga, a currar se ha dicho!!!

mAlicia dijo...

Jajajaja! Qué bueno, Serena! Me estás haciendo reír un rato.. Pues si, en parte quizá las cosas van por ahí.. Resulta difícil creerlo en estos tiempos, no? Un tío guapo, joven, inteligente, pero tímido y temeroso de que la hagan daño hasta el extremo de no dejar a una mujer acercarse demasiado por miedo a que le rompan el corazón.. En muchos sentidos es como un niño, tierno y frágil, demasiado frágil.. Durante estos años yo jugué el papel de dura, independiente e irónica con él, y se que eso le daba demasiado miedo. Siempre he sabido que yo era para él una mujer a la que admirar, pero a la que temer al mismo tiempo. Y luego estaba el hecho de que yo tuviera pareja.. Soy consciente de que eso siempre ha sido un freno inmenso para él.
En fin, quedan cosas por contar (aunque no esperéis nada fuerte, que conste), ya irán saliendo estos días.. Paciencia!

Yo la he tenido -y la sigo teniendo- durante tantos años!!

Un abrazo!!!

Ah! Por cierto, me has puesto los dientes largos. Voy a volver a ver Quills y el Secreto de los Abbott en cuanto pueda, qué morbo..

;-)

mAlicia dijo...

Por cierto, estamos en sintonía! A mi me paso también lo mismo con Gael en El crimen del padre Amaro!!!

Nos va eso de ser chicas malas y seducir al chico pudoroso y bueno, eh? Qué peligro!!!

;-)

mAlicia dijo...

Mary, perdona que no te haya respondido!!!

¿Qué le pasa? Pues que tiene un bloqueo inmenso, brutal, tremendo.. En fin, no te preocupes, yo ya estoy por fin blindada. Cierto que me sigue gustando, pero ya no me descontrola como antes. Me atrae, me sigue gustando, es cierto. Es mi mejor amigo y además me sigue pareciendo interesante como hombre, pero ahora ya sé que no debo esperar nada, y eso me ha traído paz.

Seguimos teniendo una relación extraña, especial, pero ha dejado de hacerme daño. Ahora me limito a disfrutar de lo que puedes darme...

Además, debo reconocer que yo también he jugado con él, a mi manera. Y creo que siempre ha sido consciente de ello.

Un beso, guapísima!!

Toni dijo...

Dices que estuvistes enamorada de él, pero lo que cuentas y como lo cuentas parece que aún lo estan. La verdad que me parece una historia muy bonita y muy bien redactada, te mando un beso enorme y un saludo.

Hasta pronto!

jose dijo...

Ea, ya estoy aquí. Después de un largo suspiro al terminar de leerte me he dado cuenta de que me has provocado un sentimiento de envidia que no es habitual en mi. Un momento que respiro otra vez... ya, ya se me ha quitao la envidia, ejem.
El mejor viaje de mi vida fue uno que no hice (o que hice sin hacer). Será por eso lo de la envidia, porque este viaje tuyo se parece bastante al que te digo.

En serio, mAlicia, me alegra leer como se fue desarrollando el viaje. ¿No crees que su bloqueo se debe a que te ve un poco como una diosa, como alguien inalcanzable? Leo que tenías pareja. Eso crea limitaciones importantes ¿no crees?

Tuvieron que ser, esos que cuentas, unos momentos para no olvidar. Guárdalos bien en un sitito seguro de tu memoria, que pase lo que pase ahí estarán.
Me pregunto si la diferencia entre los sentimientos que tenías antes y los que tienes ahora es que ahora hay cosas que puedes controlar, que ya no pueden hacerte daño, pero me pregunto, digo, si no crees que sigues aún igualmente enamorada. Yo creo que...

Espero impaciente la continuación.

Muuuuchos abrazos

Serena dijo...

A mí me parece, con permiso de mAlice, que sigue pillada por este chico. Pero ahora ve las cosas desde una perspectiva diferente. ¿Quiere ser algo más que su amiga? Sí. ¿Siente cosas más allá de la amistad por él? Creo que también. ¿Es algo más que atracción sexual y buen rollo? Sí... Sin embargo, ahora la veo con una seguridad -sí, chica dura- que antes no tenía. Porque después de pasar este tiempo sin él (es que yo tengo reciente esa parte del principio), se ha dado cuenta de que no lo necesita para vivir.

No sé si me he explicado. A lo que me refiero es que a veces llegamos a ser tan dependientes de otras personas (pareja, amigos, familia... coño, hasta del móvil!) que pensamos que nos va a faltar -y nos falta- el aire si no lo tenemos. Entonces, ella ahora ha visto que eh, me costó pero respiré... Se ha dado cuenta de algunos de sus errores que antes quizás no notase, ve los de él y quizás lo ha hecho más terrenal. Y de pronto, no tengo ni idea de qué estaba hablando... Bueno, que sí, que tiene sentimientos muy profundos aún por él, pero llega con fuerzas renovadas y ojos nuevos.

Mi humilde opinión, aunque tampoco me hagáis mucho caso que tengo un sueño...

mAlicia dijo...

Chicos! Toni, Jose, Serena.. Me ha encantado leeros antes de ir a dormir.. Os debo una respuesta, en cuanto pueda la dejo por aquí.

Y también tengo que terminar con mi viaje.. Pero he recibido una llamada de teléfono que ha durado casi una hora y media, y perdí el ratito que tenía para sentarme por aquí y escribir.

Yo también me caigo de sueño.

Intentaré continuar con mi historia, pero si no puedo, sed pacientes conmigo, porque tal vez tengáis que esperar un par de días.

Os dejo, me caigo de sueño.. Un abrazo enorme!!!!!!!

Serena dijo...

Pasad un buen fin de semana y de momento...

http://www.youtube.com/watch?v=vqTtRg36nQQ

Pero luego lo queremos, ¿eh?

mAlicia dijo...

Hola, Toni!

Eres un encanto, muchas gracias por tus palabras! Simplemente escribo lo que siento, de forma automática, no reviso lo que voy haciendo..

La historia es muy bonita, si, quizá por eso he vuelto a él, porque compartimos algo muy especial, pero al mismo tiempo tan, tan complicado!!

En fin, ¿estoy aún enamorada de él? No lo sé. Creo que no, que el hecho de que me dejará marchar, y el haber sufrido tanto durante estos meses me rompió en cierto modo el corazón...

O tal vez sea un poco como decís vosotros...

Serena, puede ser.. En cualquier caso he aprendido a protegerme de su lentitud, de su miedo, de sus tiempos.. Yo soy una persona intensa, apasionada, un poco impulsiva a veces, y estamos en extremos tan opuestos! Jamás he estado tan cerca de alguien tan tímido y contenido como él! La mayoría de la gente de la que me rodeo es fuerte, decidida, apasionada...

De todas formas, si me preguntárais ahora mismo si deseo tener una relación con él os diría que no. No sé si sería capaz de hacerme feliz como hombre en lugar de como amigo, pero hay tantas cosas que aún no conozco dentro de su cabecita!

Le quiero mucho, y sé que él me quiere mucho, muchísimo a mi. Pero sigo sin saber hasta qué punto. ¿No creéis que sería estúpido seguir malgastando sueños y energía pensando en ello? Después de tanta ternura (es lo que yo pretendía destilar en especial con mis palabras, además de deseo), tanta proximidad, resultaría duro esperar a que llegara algo que nunca llegue.. Por eso en ningún momento me planteé que pudiéramos hacer el amor.

Si, tal vez sea el mejor mecanismo de protección para mi.

Jose, puedes sentir envidia por la parte que concierne a esa ternura, a ese afecto tan grande que nos tenemos.. Pero no la sientas del hecho de que nunca lleguemos más allá de un cierto punto. Resulta muy frustrante. Aunque una parte de mi siga sintiéndose una adolescente, otra, que desea amar, y sentir y hacer el amor es una mujer hecha y derecha. Y esa, amigo mio, ha sufrido lo suyo.

Los deseos son a veces difíciles de controlar, y pueden devorarte por dentro, poco a poco.

Ya estoy muy vieja para andar soñando con besos.. Así que habrá que soñar con algo distinto, o dejar de soñar con ello, simplemente!

Gracias por tus bonitas palabras.. Qué más quisiera yo que haber sido una diosa para él..! Eres un amor! Si eso fuera así me derretiría ahora mismo e iría a buscarle..!

Por cierto, espero que algún día nos cuentes algo sobre ese viaje que nunca hiciste.

En fin, no me enrrollo más. Probablemente tenéis razón, ahora tengo un control sobre mi que antes no tenía, y tal vez sea esa la diferencia.

Seguiré pensando sobre ello, y ya os contaré.

Por cierto, Serena, gracias por la canción! Billie Holliday es maravillosa!!!

Gracias a todos por estar ahí, y por escucharme. No sabéis cuanto me ayudáis a aligerar mi carga..


Un abrazo enorme para todoooos!!!!!