miércoles, 1 de abril de 2009

Historias que vuelven


Ya sé que últimamente ando distraída, dejando por aquí vídeos, entradas sobre música, humor.. Lo cierto es que tengo muchas cosas en las que pensar, y éste período está siendo para mi un poco extraño.

El veintidós de marzo, para ser exactos (es una fecha para no olvidar), y después de hablar con una persona que me hizo ver la importancia de afrontar las cosas y no huir de ellas, decidí volver a hablar con él.

Esperaba una respuesta cauta, reticente, incluso llena de rencor.. Después de todo, yo me había alejado de él por decisión propia, justo en el momento en el que más cerca habíamos estado el uno del otro.

Pero me ha sorprendido con su actitud, quizá demasiado. Aún estoy intentando volver a colocarme en mi sitio, porque no quiero que vuelva a hacerme perder la estabilidad que tanto trabajo me ha costado recuperar.

Al poco de iniciar nuestra primera conversación, tras seis meses de “alejamiento forzoso”, me estaba diciendo lo mucho que había pensado en mi, que me quería, y me estaba preguntando cuando íbamos a volver a vernos..! Jóder, sin casi darme tiempo a respirar!!

A lo largo de éstos días me está llamando un montón de veces por teléfono (le cuesta horrores hablar por teléfono, no le gusta), me escribe, me está demostrando lo mucho que le importo como nunca antes lo había hecho.. Incluso me invitó durante esa primera conversación a ir con él a Berlín en julio.. Después de decirle que no (si, fui capaz de nuevo!), y de contarle que yo ya tenía mis planes para viajar en vacaciones, me preguntó si podía venir conmigo. No fui capaz de decirle que no.

A los cuatro días me estaba diciendo que había pedido las vacaciones para esos días, y me pedía que le confirmara las fechas para comprar el billete de avión.

Madre mía, como decimos por aquí, está disparado!! Tanto, que a falta de dos semanas para viajar a Holanda –le comenté que me marchaba- ha comprado el billete y reservado el hotel para venir conmigo y con mi grupo la próxima semana.

En fin. Todo muy rápido, demasiado rápido, diría yo. Pero, curiosamente, estoy bien. Ya no tengo ninguna expectativa de que sea capaz de tener una relación conmigo. Me dice que me quiere y yo pienso que es cierto, que me quiere mucho, pero que no me ama. Esa es la diferencia.

Me dice que quiere verme, hace un esfuerzo por cuidarme y por tenerme en cuenta como nunca, y yo pienso que, simplemente, se ha dado cuenta de que no le gustó perderme, y de que vale la pena luchar por mi.

Después de todo, ¿somos amigos, no?

Ya no espero nada, y el hecho de no esperar me hace ver las cosas de una forma distinta, clara, realista.

Así que no me preocupo, estoy muy tranquila, incluso serena. Creo que hace tiempo que le bajé del pedestal en el que yo misma le había colocado, y, por ahora, ya no hace latir mi corazón como antes lo hacía.

Esto me recuerda el título de una peli francesa que quiero ver desde hace tiempo: "De latir mi corazón se ha parado"

Ya veremos que sucede cuando le tenga delante de mi... Creo que está superado, pero esa será la prueba de fuego definitiva.

Ya os contaré...




8 comentarios:

Beatrizl10 dijo...

Ay Malicia ¡De qué manera ta curiosa suceden algunos acontecimientos de nuestras vidas! ¿verdad?
Mientras tú tengas las cosas claras en tu alma, no hay peligro. No te preocupes si tu corazón hace saltitos cuando le veas, creo que es normal cuando vuelves a ver a alguien que te gustó mucho en su momento. Sobre todo no decaigas, sigue en el camino que has iniciado y que tanto te ha costado, y no te hagas ilusiones infundadas. Sólo disfruta del momento.
Un abrazo, guapísima.

Paula (Bera) dijo...

Hola linda!!
Cuando perdemos a alguien, muchas veces nos damos cuenta del valor que tienen en nosotros. A veces, cuando eso sucede, es demasiado tarde.
Pero como bien decís, falta la prueba de fuego que es el verse las caras.
Ojalá, guapa, todo sea para bien en tu vida. De corazón.
Te dejo un beso enorme!!

TONI dijo...

Mi opinión no vinculante xD, aqui estamos de paso, podemos vivir de 0 a mas de 100 años o menos, pero la cosa es que existimos, hablamos, pensamos y sentimos pero lo que hemos hablado, hemos pensado y hemos sentido tenemos derecho a cambiarlo, porque sino seríamos presos del pasado. Por lo tanto ser diferentes ahora a como fuimos, es normal, y reaccionar a situaciones del pasado no hace valorar lo que somos ahora, para actuar en consecuencia, en definitiva, trata de ser feliz, que después la vida seguirá su curso.

Un saludo y un abrazo!

mAlicia dijo...

Muchas gracias, chicos!!

Bea, es cierto, tengo que ser consciente de que tal vez mi corazón se remueva aún un poco cuando vuelva a verle. Tengo que admitir que sigo pensando en él, pero como decía en mi entrada -y como también le he comentado a el-, hay cosas que han cambiado para siempre y que no volverán jamás.. No lo sé, a veces tengo dudas, porque todo está pasando tan rápido..
No dejo de decirme a mi misma que solo ve en mi a una amiga estupenda, a la que admira, y que quiere estar conmigo porque le doy mucho.. Sé que le gusto, pero no lo suficiente como para aventurarse a algo más.

En fin, en eso estoy, Toni, en aprender a disfrutar de lo que él puede darme, aunque no sea lo que esperaba hace tiempo.Intentaré no comerme mucho la cabeza durante el viaje!

Como dijo Gabriel García Marquez, "porque una persona no te quiera como tu desees no quiere decir que no te ame con toda su alma". Con eso me quedo.

:-)

Paula, por mi parte no sé con certeza qué pasará, aunque tengo claro que no volveré a sentir lo mismo que sentía antes. Por su parte.. Creo que las cosas están claras, no me apetece preguntarme nada más.

Por cierto, Bea, tengo problemas para escribir en tu blog desde hace un par de días. En cuanto pueda te dejo alguna notita!!

Un beso enorme para los tres!!!!!

Catman dijo...

si estodo como dices, y el sabe que tu cuerpo no se remueve interiormente, como antes...entonces puedes estar tranquila.
:)

PD: para contestar a tu pregunta en mi blog, te dire que es algo que pasó, y que probablemente no volvera a pasar
:)

saludos

jose dijo...

Disfruta de todo, de él, de su amor, sea del tipo que sea, de tu amor... disfruta.
Malicia, te conozco desde hace poquito, pero me ha dado alegría de verdad que puedas recuperar en parte algo que deseabas. Y el futuro... ya se verá.
¡Buena suerte!

mAlicia dijo...

Catman, yo le dije que no volvería antes de que las cosas hubieran cambiado.. Pero imagino que a él, en el fondo, le interesa seguir contando con mi afecto incondicional. La autoestima se fortalece cuando sabes que alguien a quien admiras,alguien especial en tu vida está loco por ti, no crees? Creo que él anda en ese paso y que, egoístamente, no quiere perderme. ¿Hasta qué punto querrá creer que las cosas han cambiado por mi parte, aunque en realidad no hayan desaparecido del todo? No lo sé.

Por cierto, qué pena que lo la historia sobre la que escribes sea del pasado, se sentía tan intensa..

Jose, intentaré disfrutar del amor que puede darme, pero no sé si la incertidumbre y los celos me dejarán tranquila durante todo el viaje. No me considero una persona celosa, pero él ha trastocado siempre mi vida, en todos los sentidos..

Espero ser capaz de mantener mi corazón en su sitio y volver intacta.

Un abrazo grande para los dos!

Mary dijo...

¡I'm back!

Ay, Malicia, qué arma de doble filo. Los sentimientos de uno mismo son impredecibles, por eso, hagas lo que hagas, protégete. A veces perdemos la cabeza por dar oportunidades, por pensar que puede ser, todo puede ser, y nos olvidamos, de la inercia, de proteger nuestro corazón. Espero que te salga todo bien, que no te hagan daño, y que poco a poco, se defina, y de forma divergente y consensuada, vuestra relación.
Suerte,mucha suerte.
besino