martes, 3 de marzo de 2009

La sonrisa de Monalisa










Hoy amanecí nublada, como el día.
La tristeza y el mal humor fluyen como tinta roja
por mis tejidos.
Me esfuerzo por parecer normal,
aunque hace ya tiempo que dejé de fingirlo.
Aprovecho una pausa para leer algo de teatro;
la verdad es que el tema no ayuda.
“Morir”, de Sergi Belbel.
A pesar de todo, saco las uñas y peleo
conmigo misma.
Jode demasiado eso de sentirse mal.
Siendo sincera,
los demás hoy me importan una mierda.
Pero si yo muerdo, ellos reaccionan.
No tengo ganas de pelear, así que
cierro la boca.
El tiempo y las hormonas juntos.
La falta de sueño.
La maldita y tediosa rutina de siempre..
Demasiadas putas insignificancias perforando
hoy por mil sitios
mi sustancia gris y mi cuerpo.
Si me descuido se me escurre el buen humor,
sin retorno, por los orificios.
En un rato cambiaré de rumbo,
no quiero sumergirme hasta el fondo
de un día tan oscuro como éste.
Pienso terminarlo
con una sonrisa de Monalisa,
frente al espejo.


Foto descubierta en:
http://elbucaro.blogia.com/

4 comentarios:

Paula de Bera dijo...

Buen día!!!
Qué difícil es tenerlo, es cierto pero muy bueno lo tuyo de querer terminarlo lo mejor posible.
Animo!!!
Besos!!

Mary dijo...

Ay guapina, siento verte así hoy.... pero días así son normales, aunque eso no ayude mucho realmente.... Son de esos días en los que los pies pesan y la cabeza no se concentra en nada, todo desmotiva, verdad? Así que hoy toca mimarse e intentar sonreir mucho mucho.. cuando te des cuenta, estarás sonriendo sin esforzarte.
Un achuchón.

Laura dijo...

Espero que hayas terminado el día tal como deseabas.
Besos.

mAlicia dijo...

Buenos días, chicas!

En efecto, terminé el día con la sonrisa que me había propuesto. Nada de plenitud, pero si con un poco de serenidad.
En fin, no os asustéis si me escucháis hablar como un camionero, es más normal en mi de lo que parece, en realidad soy bastante deslenguada.
Eran emociones situacionales, nada profundo..

En fin, a ver si voy cambiando de tema y me dejo de tristezas, que empiezo a aburrir hasta a las piedras!

Jaja!

;-)