jueves, 7 de mayo de 2009

Hablamos mejor en persona...


Anoche decidí hablar con él sobre el libro.

Había pasado un par de días malos, porque al malestar que me había producido la historia se había añadido un acontecimiento (aunque esperado) relacionado con una cría con la que trabajo, y que me producía una enorme tensión.

Nos conectamos para hablar a través del Messenger (qué le vamos a hacer, por teléfono él es aún más hermético), y él me preguntó si estaba leyendo el libro. Le dije que ya lo había terminado, y pareció quedarse sorprendido por el hecho de haberlo terminado tan pronto. Le comenté que la historia me había absorbido hasta el final, y que al cerrar la última página había sentido una profundísima tristeza, porque no me lo esperaba.

Él me dijo que lo sentía, y me preguntó:

-¿Esperabas que al final vivieran “felices y contentos”?
-No –respondí yo-, pero no esperaba que terminara de ese modo tan vacío, tan absurdo.
-¿Y es eso lo que te ha afectado?
-Si, el hecho de ser ambos tan cobardes, de no hablar, de no ser capaces de decirse ni siquiera una parte de lo que sentían… De no luchar por vivir, de rendirse de una forma tan simple y tan absurda…
-Si, cierto.
-Demasiado soledad, demasiado sufrimiento y, demasiado amor que, a pesar de todo no será suficiente para salvarles…
-Bueno, digamos que ambos se dan cuenta de que han cambiado, de que se encuentran fuera de lugar, no como lo imaginaban antes de encontrarse. Quizá al principio de la historia, luego no. Puede que estuvieran enamorados de una imagen, el uno del otro. Una imagen que formaba ya parte del pasado. En cualquier caso hay cierta soledad, una incomunicación casi palpable más allá de su título…
- Quizá, aunque yo no lo he visto así.
- Y tú, por qué has decidido leer este libro, Mattia?
- Era un libro del que se ha hablado mucho por aquí, un éxito literario, y algún colega lo había leído y me lo había aconsejado. Sabía poco de la historia antes de comenzarlo, sabes que no me gusta saber demasiado, que prefiero descubrir las cosas yo solo… Espero que te haya dejado algo más, y que no haya servido solo para hacerte llorar.
- Me ha hecho reflexionar.
- Eso es bueno, no?
- No lo sé. No sé si ha sido bueno.
- Porqué? Te sientes mal?
- Un poco…
- No quería entristecerte. ¿Qué es lo que ha cambiado? (a estas alturas, sigo sin entender el sentido de esta pregunta)
- Me he sentido un poco como Alice, he vivido sus sentimientos a veces como si fueran míos.
- ¿Y que es lo que te angustia todavía?
- Te he visto a ti también en el alma de Mattia..
- Cierto, se me parece un poco…
- La historia me ha hecho sentir que, en cierto modo, también nosotros podíamos ser dos números primos. Y pensar en un final así me ha hecho daño.
- Creo que entiendo lo que quieres decir. La próxima vez intentaré regalarte un libro más divertido. :-)
Habrías preferido no leerlo?
-… Después he pensado.. Por qué piensas en esto cuando él probablemente no lo habrá pensado ni por un momento? Para él habrá sido solamente una historia, y basta!
- ¿Quieres decir que si yo he hecho alguna asociación entre los personajes del libro y nosotros?
...
Si, he pensado que podía haber cierta relación con nosotros, sobre todo en algunas situaciones… Sabes cuanto me cuesta hablar a veces, y en esos momentos me siento como el protagonista. Y por el otro lado te veo también a ti, el esfuerzo que has tenido que hacer para hacerme hablar, para intentar comprender.. Claro que hay semejanzas..


Llegados a ese punto, decidí bromear un poco:

- Si, claro, el hecho de que yo te besara como hace ella, no?
- Bueno, una vez lo hiciste, no? (si, chicos, un besito de esos de quita y pon que le di hace ya más de 7 años, por sorpresa, y al que parece haber dado más importancia él que yo)
- Si, hace ya mucho tiempo.
- Así que, nada más que ver con nuestra historia, no?
- Bueno, también quisiste enseñarme a conducir..


A éstas alturas, yo ya me sentía un poco frustrada.. ¿Eso era todo? ¿Banalidades? Pero decidí continuar..

- Quizá para mi ha sido un poco como mirar hacia atrás y ver cosas que solamente yo veía, y esto no me ha gustado.
- Arruiné tu día, tu fiesta..
- No, tú no arruinaste nada. Yo decidí leer el libro y sentir como propia la historia, ver cosas que no existían. Tú solo me hiciste un regalo que me hizo feliz recibir.


Durante el siguiente rato continuamos hablando –ya que él me preguntó- sobre un e-mail que yo le había enviado por la mañana, en el que le decía que no me había apetecido responder al toque que me había dado, y en el que le preguntaba cuando me había sentido por primera vez como una amiga de verdad… Le había dicho que nunca habría imaginado que llegara a quererme tanto, y menos aún que me lo dijera con tanta frecuencia como lo hacía últimamente. Yo tenía la sensación,y así se lo dije, de que él se encontraba bien con la mayoría de la gente, y que el hecho de saber que estaba bien a mi lado no me decía por fuerza que él me quisiera.
Me respondió diciendo que estaba equivocada, que solo se sentía feliz de verdad al lado de muy pocas personas.

Después de un rato de conversación decidí ser de nuevo un poco impulsiva, y aprovechando un comentario suyo –decía que siempre estaba dispuesto a sacrificarse por los demás-, le lancé un dardo directo a la diana:

- Fue un sacrificio por mi dejar que te acariciara como lo hice, aquella última mañana, en Ámsterdam? Porque no te acaricié entonces como amiga, y eso lo sabes.
Creo que a ti también te gustó, pero quizá me equivoco de nuevo…
- No hay nada que debas reprocharte.
- Tienes miedo de que vuelva a irme de tu lado?
- Hiciste solo lo que sentías.
- Ya. Pero me estás diciendo lo que yo ya sé, no me has respondido. No puedes hacer ciertas cosas por no perderme como amiga, no quiero que lo hagas por eso (a estas alturas yo trataba de hacerle responder como fuera, diciendo alguna parida)
Sabes que ciertas cosas han cambiado ya, solo necesito claridad.
Podrías ser claro, hacer un esfuerzo por mi?


Negó rotundamente haberlo hecho por el miedo a perderme, y durante el siguiente rato solo sentí el silencio que me rodeaba, así que decidí continuar.

- Sé que ahora estoy haciendo como Alice, pero necesito respuestas, amigo mio. No puedo volver a lo de antes.
Qué problema, no? A ti te hace daño responder y a mi me hace daño que no me respondas… No te sientes capaz de responder?..


Y de repente, cuando menos lo esperaba, escribió, o mejor dicho, escupió todo de corrida:

- No lo sé. Habría sido justo pararte antes, pero en cualquier caso no fue ningún sacrificio (hombre, eso lo sabía yo ya!). Te parece que lo hablemos en persona? Quiza te pido demasiado…
Lo siento, se que deberia darte una respuesta mas clara.


-Vale, pero ten en cuenta que no te he preguntado si sientes algo por mi, no lo espero ahora. No habria vuelto si lo esperase.
- Lo siento, sé que deberia darte una respuesta mas clara :-)
- Ahora te habras arrepentido de enviarme el libro, eh? Has abierto la caja de Pandora!
- Quizá te lo he enviado por eso, quien sabe… :-P (Será capullo!!!)
En cualquier caso no quiero que estés triste.
- No estoy triste.. Tendría sentido continuar a sentir algo profundo por una persona que no siente lo mismo que tú, o que no es capaz de ser clara contigo…? Es solo que a veces aun me siento confusa, aunque cada vez con menos frecuencia, no te preocupes.
Intentaras ser honesto conmigo?

-Si. Ahora resulta difícil hablar sin ser claros.


Continuamos hablando durante un poco mas. Salieron algunas otras cosas, pero nada que tuviera que ver con esto. Cuando nos estábamos despidiendo me dijo:

- De cualquier forma, tenia intención de hablar, independientemente del hecho de que tú me lo hayas pedido esta noche. Y me disgusta tener que pedirte que esperes.

-No pasa nada, sera bueno sentir de forma firme que no significo nada para ti, sea cual sea la razón.


En aquel momento me dió las buenas noches, y como es habitual en él, no respondio a mi comentario.El que calla otorga..?

Cuando he abierto mi correo, esta mañana, he encontrado el mensaje del que hablaba antes, contándome que habia ido ayer al cine con esas dos chicas a las que conoce. Después de contarme varias cosas bastante superficiales, me ha preguntado como estaba (no sabe lo que me ha pasado en el trabajo, solo que estoy un poco mal), y me ha dicho: “Estoy muy pensativo estos dias, y me hace sufrir no haber hablado contigo y hacerte esperar..”

Y cierra, en correcto español, con “un besito!”.

Ahí va todo. Por mi parte, y con independencia de lo que me pueda esperar (quién sabe lo que me irá a decir, madre mia, me tiemblan las piernas de pensar por donde saldrá..), estoy por hacer una porra con vosotros!

22 comentarios:

Toni dijo...

Vaya, parece que no se ha aclarado nada, pero quizás deberías dejar de culparle a él por ser como es, y preguntarte a ti, si esto es lo que quieres, si estas dispuesta a esperar, si vas a seguir mirando para atrás, si vas a seguir teniendo esperanza y deseo, si tu vida se limita a esperar algo que sabes inesperado, quien sabe igual el destino nos ofrece una sorpresa mas allá de la esperanza, pero para ello habría que esperar……………….


Besos y abrazos wapa!

mAlicia dijo...

Hola, Toni!

Cierto, tienes razón. Debería dejar de culparle a él y aclarar lo que yo misma tengo dentro de mi cabecita... Hoy he comenzado a escribir una carta en la que le digo muchas cosas que no había compartido con él, aún a riesgo de exponerme por completo a un no.

De todas formas, me ha prometido hablar conmigo cuando venga, dentro de un mes. Así que la espera, esta vez, no va a ser tan larga, Toni. Yo, por mi parte, no necesito esperar, así que le haré saber lo que necesito en cuanto pueda. Ya le tocará a él.

Ya veremos que sucede, aunque no soy excesivamente optimista...

En fin, un abrazo de buenas noches!!!!!!!

Serena dijo...

¡¡¡¿¿LO BESASTE??!!!

Yo siempre pensé que Ahsley era el malo. Melanie, buena y admirable, pero no se merecía a semejante palurdo pusilánime por marido. Rhett un oportunista sinvergüenza de corazón blando. Y Scarlett... la he ido viendo diferente durante mi propia vida.

Voto por la porra, pero no sé qué opción elegir. Porque si no te habla por teléfono, no te habla por el msn, ¿qué coño pretende decirte en persona???

¿Sabes qué? Si fueras una niña dulce, buena, temerosa de Dios y en tus ratos libres usases toca... Él jamás te querría de la forma en que lo hace. Quizás haya encontrado una forma de no sufrir por sus sentimientos, pero yo estoy convencida de que a lo largo de todos estos años él ha sentido cosas por ti que no eran cariño de amigo.

Porque... yo también hago eso de ignorar a alguien cuando no me gusta. Sé que es infantil, sé que es una niñatada... pero también sé que a veces lo hago para hacer sentir mal a la persona a quien le interesa ese alguien. Humano, supongo, ¿no?

Y... tamopco es uno de tus niños a los que tengas que "salvar...". Es un hombre adulto, asustado e inseguro, pero lo que no puede hacer tampoco es insinuar ni de lejos que te dejó tocarlo pa hacerte un favor... vamos, el favor se lo estabas haciendo tú a su mano, no te jode.

Y, Jose, sé que a veces puedo resultar demasiado directa en mi sinceridad. En persona sólo soy así con la gente de mi confianza, o sea, contaditos con los dedos de una mano. Se supone que soy muy dimplomática... De hecho, yo también espero al msn para decir muchas cosas. Pero aquí debo de haber perdido la vergüenza. El caso es que no quiero que malinterpretes mi comentario anterior... que si vivieras aquí, te invitaba a una leche merengada, ¡vamos!

Un beso fuerte

PD. Toni, lo que sí me comería ahora sería una ambrosía...

PD2. mAlice, si mañana te levantas con dolor de cabeza, déjatela en casa. Total... para lo que nos sirve... ;) Cuídate, anda.

jose dijo...

Buenas noches, ¡qué tarde mece ha hecho!
¿Por el messenger ese no se pueden pegar pellizcos? Porque yo le hubiera pegado dos o tres. Cuánta indecisión o temor o no saber.
O no querer.
Sé que hay situaciones en que uno siente la necesidad de ir con cuidado, para no herir, para no decir de más o de menos, pero después de tanto tiempo ya le vale.
En fin, temo que ese tiempo en el que formó parte de los testigosdejehová puede haberle marcado sobre cierta manera de ver las cosas.
Pero todo esto está por detrás de ti mAlicia, de tu amor o querer o pasión o como quieras llamarlo. Defínelo, defínetelo a ti misma. Tienes tiempo ahora para definitivamente aclararte y saber qué es lo que quieres (o me he perdío o me he liao pero creo que no lo tienes claro aún).
Es difícil.
Pero vamos, que contestarte con unas buenas noches a tu comentario previo es para pegarle no tres pellizcos, sino bastantes más.
Bueno, no me extiendo más.
Espero que te vaya mejor en el trabajo hoy (leerás esto ya el viernes) y seguro que es así, por eso, porque es viernes, jeje. No te estreses ques paná.
Besos y abrazos mAlicia, disfruta del findesemana.

Serena, no me molestas, al revés. Me resultas simpática, tan directa. Y sí, uno nunca espera que le pase algo así. Pero poquito a poco, como dice mAli, lo supero. Si soy buen padre o no lo dirán mis hijos dentro de treinta años o más. Hago todo lo que puedo y además lo disfruto.
Si te llegó mi paquete por seurmismodía puedes usar la misma bolsa para mandarme la leche merengada que me gusta mucho. ¿Cómo estás? Espero que todo vaya un poco mejor. Un abrazo niña, un abrazo fuertote.

mAlicia dijo...

Pues si, Serena, le besé, pero fue un beso inocente, dulce, fugaz. Un pico que le di como despedida cuando me marchaba por primera vez de Italia, aprovechando que tenía los ojos cerrados... Y nunca olvidaré su cara de sorpresa y de enfado al marcharse, porque yo lo había hecho sin pedirle permiso.

Pero no te preocupes, él no insinuó en ningún momento que me hubiera dejado tocarle por ese motivo. Ese interrogante me lo planteó una vez mi mejor amiga, planteando la hipótesis (la nº 100) de que lo hubiera hecho para no perderme. Pero parece que me ha dejado claro que no es así.

¿Qué pretende decirme en persona? Pues eso, iremos haciendo la porra, aunque me inclino por pensar que me dirá que me quiere muchísimo, que se siente atraído por mi pero que no se plantea tener una relación conmigo, con lo cual, y sabiendo como es, "pollas en ollas". En fin, que seguro que me vuelve a decir lo mismo de antes y a dejarme a medias, pa´variar.. No será capaz de decirme que no siente nada por mi, porque no es cierto, pero no será capaz de definir hasta donde llega lo que siente.

Anoche volvimos a hablar, y retomamos algunos temas viejos, como el hecho de que él piense que yo he sido mordaz y cruel con él en muchas ocasiones (en especial con el tema de la religión y con su familia). Y la verdad, soy consciente de que a menudo ha sido así (Sacaba el Mr. Jeckyll que llevo dentro, pero, ¿podéis entenderme, chicos? Por favor, decidme que sí! :-)).

Anoche volví a recordarle que lo que sentía por él me hacía decir cosas de las que me he arrepentido largamente. ¿Lo bueno? Le aclaré que había visto lo peor de mi y aún así había sobrevivido, así que no le quedaba nada por descubrir, con lo cual yo no debía ser tan mala! Yo también le dije lo duro que él me había resultado siempre con sus silencios, con sus ausencias de respuestas, con sus negativas directas a responderme a tantísimas cosas... Y, oh, sorpresa! Él que se sorprendió al escucharlo, a estas alturas, fue él. No me parecía justo quedar como la mala de la película, porque había sido compartido. Cada uno había hecho daño al otro de una forma diferente.

No fue una conversación llena de reproches, fue un diálogo maduro y sereno, consciente. (al menos eso creo). Cuando estábamos terminando, me dijo:

"En cualquier caso, y a pesar de todo lo que nos hemos dicho, te quiero de verdad, y eso es lo que cuenta".

Me envió un abrazo fuerte y así, de nuevo, nos despedimos.

Esto empieza a parecer la historia interminable! Chicos, no os aburre todavía este culebrón?

Un beso!

mAlicia dijo...

Hola, Jose!

Estoy por invitarte para que se los pegues (los pellizcos!) cuando venga... Creo que lo es un poco todo a la vez: ignorancia consciente por el temor de mirar demasiado al fondo de su cabecita y de su corazón.

En fin, como siempre, los silencios son lo suyo. Igual que permaneció en silencio ante mi comentario la otra noche lo ha hecho miles de veces, a menudo con cosas positivas! Recuerdo su silencio la última vez en la que le dije "no encontrarás nunca a otra mujer en tu vida como yo", mientras que yo me quedaba un poco perpleja, esperando una respuesta burlona o irónica que nunca llegó (así que, aquello supongo que fue un si). En fin, quién sabe... Yo ya ni espero que me aclare nada cuando venga, porque, vale, yo no tengo claro hasta donde quiero llegar, pero es que creo que él no tiene claro ni lo que siente ni cuanto siente. ¿Como me va a hablar con claridad si no sabe lo que quiere decirme ni lo que quiere de mi? Y encima tiene las habilidades comunicativas de un palomo! Yo, al menos, puedo hablar, aunque me contradiga constantemente.

Que si, que si, ya sé que yo tampoco me aclaro, pero es que la historia no me invita a luchar contra viento y marea, precisamente!

Yo solo quiero fundirme en sus brazos, tocarle, besarle, sentir su voz ronca en mi oído... Aunque sea una sola vez, para guardarlo en mis recuerdos. ¿Es eso tanto pedir, para empezar? Lo que tuviera que llegar ya iría llegando, poco a poco.

En fin, gracias por vuestra paciencia, chicos, esto empieza a parecer un consultorio sentimental! Jajaja! Y guardad energía, que tendréis seguramente que consolarme el mes que viene cuando se vaya!

:-)

Un besazoo!!!!!!!!

Mary dijo...

Uy este muchachooooo.... pero es que por qué les cuesta tanto ser claroooos!!??? por dios! me está poniendo del hígado!!

Cuando pase el tiempo y este bucle deje de serlo, verás que la vida es mucho más sencillay quien te quiera, que te quiera, y si no, perritos del hortelano poquitos.

Te entiendo mejor de lo que crees porque he vivido algo así y sé como es (más o menos), pero te digo lo que le diría a una amiga que me importa.

Vívelo todo con intensidad, pero no dejes de mirar a tu alrededor....

Un besito

mAlicia dijo...

Hola, Mary!!!!!!!!!

Me alegro de saber de ti!

Creo que está cagado de miedo, imagino.. Porque su inseguridad le hace desearme y temerme al mismo tiempo, tal vez. En fin, tampoco puede pedirle peras a un olmo, menos si encima ni siquiera yo tengo claro lo que espero de él!

Ahora mismo me pillas en un momento de reflexión con la cabeza fría. Acabo de terminar de hablar con mi mejor amiga y me ha venido a la cabeza un miedo atroz al pensar en intentar algo con él, con todo lo que tenemos en contra... Tal vez me merezco todo esto, porque ni yo soy clara conmigo misma!

Y si, tienes razón, esto se ha convertido en un bucle del que, tal vez en parte, yo no quiero salir. Al final terminará convirtiéndose en el "día de la marmota". Jaja! Ya veremos por donde sale todo ésto.

En fin, fíjate que casualidad, yo acababa de conectarme a tu blog para leer tu última entrada y me he llevado una sorpresa enorme.

Desde luego, comprendo que descanses durante un tiempo si es lo que necesitas, pero.. No quiero que te vayas,guapa!!!

Piénsatelo bien, vale?

Te mando un abrazo, pero pequeño, no grande, vayas a perderte por ahí con él!!!

Espero que hasta muy prontito!!!!!!

Serena dijo...

Jajaja, ya sé por qué tienes a este chico asustadito perdío… si “solo en ocasiones” te salía el Jeckyll que llevas dentro, ¿qué le hacías cuando eras Hyde? ¡No! No nos lo cuentes, que somos menores todos. Tía, pobre Mattia Really…

¿Consultorio sentimental? Jajaja… pos… pos… hace años que tengo uno, pero me han dicho que si no fuera gratis, no me darían ni la hora. No, en serio, no sé por qué carajo la gente me cuenta sus cosas… si yo no tengo idea de na’, y luego les suelto cada una… en mi línea, vamos.

¿Qué te consolemos dentro de un mes? Bueno, depende, depende… Si llegamos un día y tu post se titula…
a) http://www.youtube.com/watch?v=x_7D_V6R4S8
b) http://www.youtube.com/watch?v=yK4EUL4EEyE
c) http://www.youtube.com/watch?v=ebIZ1LVfPbA
d) http://www.youtube.com/watch?v=sbpavkJoUKk&feature=related

(Es que estoy barajando caballos por los que apostar en la porra)

Pero pase lo que pase, por aquí andaremos, aunque sea para soltarte alguna bordería…

Un abrazo

PD. Jose, ando… supongo que no todo lo mal que me espera andar. Sé que hay citas con médicos, más pruebas, quizás operaciones incongruentes… pero tengo un miedo espantoso a preguntar, no quiero saber. ¿Estúpido? Sí, como si el hecho de que yo ignore ciertos detalles, pueda hacer cambiar las cosas o que simplemente dejen de suceder. Me digo: “luego, luego preguntas, antes de colgar… después de contar esto, preguntas… sí, en cuanto termine de hacer lo otro, pregunto…”. Y aquí sigo, evadiendo lo ineludible. Pero ya me alcanzará… como siempre hace.
Vale, meto en el paquete la leche merengada, una silla o dos, la mesita y la sombrilla, ah, y el cenicero… pa las servilletas de papel, ¿eh?, que también te mando. ¡Ah!, y una sonrisa…

PD2. mAlice, sí… extraño que demasiadas veces, al hacer lo que creemos “correcto”, nos equivoquemos tanto. Pero, al menos a mí, me consuela el saber ante todo que he hecho lo que creí “correcto”, lo que me dictó la inoportuna de mi conciencia, lo que mi corazón me impuso en ese momento. ¿Que me colé? ¿Que ahora sufro por ello? Vale, pero fue mi elección, mía. Quizás egoísta, pero no premeditadamente cruel, no sabiendo de antemano que lo que elija hará daño a otras personas, menos a personas a quienes quiero. Y si en algún momento lo he hecho, creo que no tengo derecho a arrepentirme. Me enerva esa gente del “si yo no quería… no sabía…”. ¿No querías? ¡Anda ya! Lo has hecho, pues ahora te jodes, apechugas y sufres. Porque… qué fácil es pedir perdón, pero qué difícil es perdonar. No cuesta más que un poco de saliva decir te quiero, ¿pero cuánto corazón se empeña demostrando que amamos?

PD3. ¿Te podría hacer una pregunta un tanto fuera de lugar? Por lo que dices, deduzco que hablas con él en italiano, además comenta que tú intentaste enseñarle a conducir… ¿no te cuesta conducir mientras hablas en italiano?

PD4. Igual, si al final pasa algo, le tienes que dar indicaciones como en una clase de conducir… Pufff, ¡¡paso de hacer juegos de palabras con esto!!

mAlicia dijo...

Buenos días!!

Pues si, la verdad es que, a menudo, cuando estaba con él mi parte dulce y tranquila se quedaba en casita y salía, más que Mr. Jeckyll, en realidad el Gran Wyoming que escondo dentro.

Le cuestionaba sus creencias, le hacía observaciones muy directas, le recordaba continuamente las ataduras que tenía (y por lo tanto, le decía indirectamente que era un cobarde por no romperlas). En fin, que le he dado siempre mucha caña, demasiada caña (un poco como tú, en el sentido de convertirme en su conciencia, pero con la diferencia de que a mi si me gusta oir lo que tienes que decirme, son cosas que no niego y me ayudas a reflexionar, mientras que él no estaba preparado).

Y fíjate, a pesar de todo ha sido capaz de ver más allá y darse cuenta de como era yo en realidad, y olvidarse de esa apariencia de chica cínica, impulsiva (me lo dice a menudo) y coqueta.

Y si, claro que entiendo que la gente te cuente sus cosas. Sabes escuchar DE VERDAD, Serena, y esa es una cualidad que abunda poco hoy en día. Eres observadora, curiosa, sensata y empática, y eso se refleja en tu forma de ser e invita a contarte cosas. Lo siento!!! :-P

Pero que conste que tendrías que plantearte lo de falsificar un título en psicología y empezar a cobrar, eh? Si quieres te presto el mio para que lo fotocopies y le cambiamos el nombre! Jajaja!

Tienes razón con lo de no gastar saliva diciendo cosas y encontrar el valor para demostrarlas continuamente. Por eso yo ahora trato de mostrarme tal y como soy, aunque de vez en cuando no puedo evitar sentir la necesidad decírselo y de pedirle perdón. Digamos que, como muestra de cambio real y no como simple palabrerío. Ya lo decía yo en un comentario anterior, posiblemente me merezco parte de todo esto, así que a aguantarme, tienes toda la razón del mundo! Como me dijo él el otro día, "chi desprezza, compra". Se entiende bien, verdad?

:-)

En fin, he escuchado todas tus canciones (la única que no conocía era la de Alejandro Fernández), y por hoy, aunque me gustaría quedarme con esa, me quedo con la de Julieta Venegas, que me gusta mucho, y que, de hecho, me ha hecho pensar siempre en nuestra historia.

Madre mía, que sueño tengo.. Los odiosos vecinos de abajo me ha despertado antes de las 8 con el maldito microondas de siempre, sonando sin parar... Alguien tiene un bote de arsénico, por compasión, para acabar con ellos?

Jaja!

Por cierto, no, no tengo dificultad para hacer cualquier cosa en italiano (si, cualquier cosa..jaja!), me sale solo. Incluso me han dicho que sueño y hablo en italiano. Me muevo con bastante soltura en su idioma.

En cuanto a lo de darle clases... Ya veremos, no creo que me deje, ni con el coche, ni con "otras cosas". La única vez en que intenté ayudarle a conducir se me escapó una risa (sin maldad, que conste) y se agobió tanto que se negó a seguir en rotundo. Es tan inseguro.. Seguramente prefiera aprender con alguien que esté igual de pegado que él, yo podría resultar demasiado exigente!

mAlicia dijo...

Serena, esta respuesta va solamente para ti, vale? (yo y mis líos nos quedamos fuera por una vez).

Ufff! Qué complicado todo eso que estás viviendo, no? Pero resulta absolutamente normal que sientas miedo, que evites preguntar por las cosas, que trates de mirar hacia otro lado. Eres una persona que ama y que sufre,no?

No sé si te gusta leer, pero si es así, te recomendaría que leyeras algún libro de Elisabeth Kubler-Ross, tal vez pueda ayudarte. A mi me sirvió para pensar sobre muchas cosas, porque el miedo a la pérdida es algo que no consigo superar, que me cuesta demasiado asumir. No conozco toda su bibliografía, pero te aconsejo al menos él que yo leí: "Sobre el duelo y el dolor: como encontrar sentido al duelo a través de sus cinco etapas". Eso, en el caso de que te plantees siquiera que esa pérdida es posible, y si no, también. Vivimos en una sociedad que apuesta por la vida, así que negar la posibilidad de perder a las personas que amamos se ha asumido como algo normal.

Pufff.. No quiero seguir, me sabe mal la idea de hacerte sentir triste, no me gusta!. Tan solo dime lo que necesitas de nosotros, vale? Necesitas que hablemos de mi vida, o de cualquier otra cosa que te aleje de la tuya a ratitos, o deseas hablar de lo que te sucede?

Cada uno de nosotros siente las cosas de una manera. Yo, a veces, como tú, necesito huir y volcarme en otras vidas, aunque ahora estoy en un momento de mirarme (demasiado) el ombligo (me lo voy a gastar, joer!).

En cualquier caso, quiero que sepas que por aquí estoy, para lo que necesites (hablar, escuchar, preguntar.. Incluso diseccionar!)

Nena, haz conmigo lo que quieras..., pero antes, déjame que te invite a un buen lambrusco para cenar frente al mar, porque Jose ya puso la leche merengada de la merienda, y eso resulta insuperable. Habrá que tentarte con otra cosa!!

;-)

mAlicia dijo...

Bueno, en realidad me refería al doctor Jeckyll.. pero cuando se convertía en Hyde, claro!

Pero mejor lo del Wyoming, va más por ahí...!

Ha sido un lapsus metafórico!!!!!!!!!

Serena dijo...

Jeje... Qué maja que eres... No se vale, yo juego con ventaja. Me pasé años estudiando a Stevenson, Hemingway y coleguitas (no sé si he nombrado a alguno más). Así que, supongo que eso te responderá a lo de si me gusta leer. Además, se supone que "trabajo" haciendo libros... hasta que me decida a escribir y me den el Planeta y después el Nobel.

Mis vecinos, los de arriba, son croatas... una pareja joven con un niño de dos años. El niño un llorón, la madre apasionada de los tacones y el padre un salvaje. Y lo mejor es cuando se ponen a escuchar al Bisbal ruso... que a mí me viene a la mente la escena de La Familia Adams, cuando bailan aquello de "mamuska" o como se llamase.

Pues a mí me cuesta horrores hablar en inglés y conducir en español... Lo voy haciendo cada vez con más soltura, pero hace una semana me parecía chunguísimo. Escuchar sin problemas, pero dar explicaciones mientras uno intenta adelantarte por tu mismo carril, otro que se te pega por la derecha y tú quiriendo llegar al semáforo ya en ámbar... Mu complicao.

Y bueno, luego o mañana escribo más, que me marcho fuera todo el día. Y mañana... igual ya escribo el lunes, no sé.

Os mando un beso fuerte a todos.

PD. ¡Ja! Jose puso el abrazo y el paquete (el de mensajería), la leche merengada la puse yo... pero si estás envidiosona, te mando otra pa ti.

PD2. ¿Lambrusco? ¿Frente al mar? Oysss... entonces fijo que no hablaba nada triste. En realidad, si no me conoces muy muy bien, por mi cara y actitud no se me suele notar que esté mal. ¿Sabes? Es mi abuela la que me dice: "¿Qué tienes, bonita? Que tienes los ojos tristes..."

Mary dijo...

Guapina... no me iré.... es un standby, nada más. Me he sentido muy reconfortada con tu comentario en mi blog. ¡Muchas gracias! Lo necesito en estos momentos....

Y estoy de acuerdo con una de tus comentaristas: está acojonadito, con perdón.


besitos

mAlicia dijo...

Ummmmm!

Hola, Serena!! Eres editora, correctora, biógrafa, etc., etc.??? Qué interesante!!

:-)

Le lectura y el cine han sido siempre dos de mis grandes pasiones, aunque después de lo que me has dicho, supongo que tendré que rendirme a la evidencia de que juegas con ventaja... ;-)

¿Estudiaste filología?

En cuanto a lo del idioma, creo que tal vez la diferencia estribe en que el italiano nos resulta tan familiar a los españoles (y no como el inglés, que aprendemos de memoria) que llega a convertirse en una segunda lengua de forma muy natural. Al menos así lo ha sido para mi, yo no siento la misma soltura y la misma facilidad cuando intento expresarme en inglés, es un idioma más pobre, más plano, con menos matices.

Con el italiano llego a mantenerlo como idioma cuando pienso, en ocasiones. Quizá esa es la clave, que lo he introducido como segunda lengua a la hora de usar el lenguaje interno como elemento autorregulador (un rollazo de esos de los que nos gustan tanto a los psicólogos, y que en realidad quiere decir que pensamos y reflexionamos a través de nuestro lenguaje interno, nada más)(madre mía, qué plastazo he soltado! jaja!)

Oye, qué bueno lo de la Mamuska y la familia Adams, no? Y yo quejándome de vecinos, madre mía!! jajaja! Serena, me ganas por goleada!! (Menos cuando juega el barÇa y gana, porque el de abajo se pone como un loco!!)

Por cierto, por dónde andas? Estás viviendo en un país anglosajón??? Jaja! Porque entonces si entendería el lío, sobre todos si tienes que conducir por la izquierda!! Dónde estás..? Es para hacerme sentir verde de envidia, como me pasa siempre que alguien me dice que se va a vivir a cualquier sitio fuera de España durante un tiempo...

Por cierto, tienes razón, lo de la leche merengada fue tuyo.. Snifff! Es que me dió un poquitín de envídia -debo reconocerlo-, y yo también quería. Pero lo dicho, que yo os invito a un lambrusquito o a un moscato (que también está de muerte) y a una buena sesión de playita con dunas y palmeras (cierto, ahí se te quitan todas las tristezas!) por aquí.

Dicen que las abuelas son muy perspicaces.. Me da envidia oírte hablar de ella, yo no conocí a ninguno de mis abuelos, llegué un poco tarde a casa.

Tu abuela debe conocerte muy, pero que muy bien, no? Disfrútala todo lo que puedas, por lo poco que dices se intuye que debe ser una persona especial!

Un besazo, guapa!!!!!!!!!!!!!!

mAlicia dijo...

Por cierto, Serena, no dejes de soñar, y en cuando puedas, empieza a escribir!!!!

mAlicia dijo...

Hola de nuevo, Mary!

Gracias por no perderte, es un placer hablar contigo!!!!

Y si, desde luego, tienes razón, mi romeo está cagado.. Ufff! Qué chungo, no? Eso de imaginarse a Romeo con los pantalones cagados, qué poco romántico!! Si Shakespeare levantara la cabeza y me oyera hablar así!

A éste no se si imaginármelo trepando por mi balcón, la verdad... Además, lo tendría realmente chungo, es un quinto piso!

;-)

jajaja!

Lo dicho, un abrazooo!!!!!!

Serena dijo...

Jeje... ¿Que no? Al final acabo abriendo un blog titulado "Mis respuestas a mAlicia".

A ver... me encanta todo el tema de la estructuración del pensamiento. Era mi parte favorita de las asignaturas de Lingüística. Porque, sí, soy filologa. No vivo en un país anglosajón, pero... ¿recuerdas la visita guiada? (Yo aquí contando mi vida en público...puff). Bueno, pues es porque mi hermano, después de estar dos años viviendo en Irlanda, se ha vuelto con una novia polaca (no conoce a Darek, lástima!!!) que no habla español. Así que, nada... a hablar inglés hasta conduciendo. Y como aquí, sí, sí... todos sabemos inglés... ¡¡pero nadie habla!!, pues la tengo pegada a mí a cada rato.

Sí, yo también sueño en inglés. Pero creo que es ponerte el chip. Porque, aunque estemos por aquí, luego entro a los sitios y me pongo a hablar en inglés. Una vergüenza... una vez me preguntaron que de dónde era. Y claro, tuve que seguir la bola. Y ayer me llamaron por teléfono, contesté en inglés y a los cinco minutos me dijeron: "Vale, ¿pero podrías contármelo en español?"

Si tuviera que conducir por la izquierda... no creo que fuera capaz ni de llegar a la esquina.

¿En serio no sabes de dónde soy?

Mi abuela... hoy ha sido su cumpleaños. Conocí a tres de mis abuelos, desde hace casi tres años solamente me queda ella.
Ahora es una temporada en que está bien. Pero... como gran parte de mi familia, se toma las pastillas como Lacasitos. Así que... sí, cuando está bien, me siento contenta porque es capaz de darme cariño, comprensión y mantener conversaciones que me ayudan mucho. Pero cuando está mal, lo paso fatal porque directamente no es ella, es la otra "persona".

Bueno, chavala, aquí desnudando mi alma... jajaja, no, pero sí contando cosas bastante íntimas... Luego escribo en el post de Lento, pero ya no más de mí.

Sí, he hecho prácticas editoriales y, por orgullo (no siempre malo), ahora trabajo para esa editorial pero fuera, como correctora (yo tampoco soy Chuck Norris, ni Van Dame). Así no aguanto al jefe más que cuando me da los cheques.

Luego más...

Serena dijo...

Por cierto, es una editorial muy pequeña e independiente. Así que no esperéis gran cosa... Aunque no pagan mal (pero el tío es un rata).

mAlicia dijo...

Con razón te sale la vena observadora `analista´ de psicóloga...! No te agobies por eso de contar cositas tuyas, mujer, si nadie por aquí puede ponerte cara. Es lo bueno que tiene esto, que te permite mantener tu anonimato si es lo que deseas. Anda que si me llegan a decir a mi hace 8 meses (más o menos!) que yo me iba a sentar a escribir por aquí y a desnudar mi alma como lo estoy haciendo...! Uffff! Pero la verdad, descubrí que era terapéutico esto de compartir las penas por escrito. Y lo mejor de todo, encontrar gente maja a la que vale la pena escuchar, y con la que conversar! No me lo habría creído!

Pues si, empiezas contando una cosilla y si te descuidas te sale un “pepito grillo” (muy majo, por cierto) que te tira de la lengua y ya no paras! :-P

Por cierto, cuenta, cuenta... Estuviste en Gran Bretaña con una beca Erasmus, currando? Que guay controlar así con el inglés, yo me limito a intentar hablarlo! ;-)

Por cierto, soy así de topota, no lo tengo claro. Pensé que eras de Sevilla al principio, pero ya no lo tengo claro, la verdad, mi arma...

Y con respecto a tu abuela, pues eso, disfrútala todo lo que puedas. Por lo que cuentas me imagino qué le puede estar pasando, así que mucho ánimo!

Si alguna vez te apetece, ya nos aconsejarás algún libro de los que publicáis.. O simplemente alguno que estés corrigiendo y que merezca la pena leer!

Espero que empieces la semana con muy buen pie!!!!!!!!!!!

Besito!

mAlicia dijo...

Por cierto, yo también salto al otro post!!!!

Ciao!!!!!!!!

mAlicia dijo...

Por cierto, yo también salto al otro post!!!!

Ciao!!!!!!!!