martes, 5 de mayo de 2009

La respuesta a mi e-mail


La respuesta a mi e-mail llegó anoche después de que me acostara, la he leído esta mañana. Anoche mi “Matteo” me dio un toque al móvil, cerca ya de la 1 de la madrugada. Estaba aún despierta, pero no tenía ánimo para responder y no respondí. Ahora, después de ver que me envió el correo a las 10 diciéndome que estaba cansado, y que se iba a la cama, comprendo aún menos que me diera un toque siendo tan tarde.

En fin, quién sabe? Igual se metió en la cama y descubrió que no podía dormir...

Casualmente, me comentaba en su e-mail que, en momentos de melancolía, “si somos afortunados podemos encontrar a un amigo que simplemente nos escuche o que permanezca a nuestra lado, al que poder abrazar, que nos cuide y nos acune, y que no nos haga sentir solos”. Así que me he acordado de ti, Serena.

Fue su modo de responder a mi momento de vulnerabilidad, pero tengo la impresión de que llegó un poco tarde, y no cuando lo había necesitado. Tengo la mala costumbre de medir a los demás por mi propio rasero, así que no puedo evitar el pensamiento de que yo habría salido inmediatamente para hablar con él, o de que le habría llamado para saber como estaba. Pero claro, yo soy todo lo impulsiva que él no es...

Pero por otra parte siento que sus tiempos son diversos a los míos, que necesita reflexionar antes de hablar y que... Bueno, no quiso irse a dormir sin tener un pensamiento para mi, no? No debería ser tan quejica, si es que lo quiero todo!

En fin, lo que no me gustó tanto es que mi Mattia me contara en el mismo correo que salió el sábado y el domingo con una compañera de trabajo con la que queda a menudo, a la que conozco (vino a España el año pasado), y a la que no puedo evitar odiar por momentos. No fue una cita en plan pareja, porque quedaron con otras personas, pero sé que suelen salir con frecuencia. Y algo me dijo, cuando ella estuvo aquí el año pasado, que siente algo por él. Eso me hace sentir insegura, y un poco celosa, aunque no escuece tantísimo como antes. .

A veces me paro a pensar y me doy cuenta de que él ha realizado elecciones que me dicen mucho, como el hecho de venir a Ámsterdam, como el hecho de decirme que estaba deseando verme, como el haber comprado ya los billetes para pasar casi una semana a mi lado y verme sobre el escenario. O como haber elegido ya estar conmigo la mayor parte de este verano y no con ella (con su compañera y con el resto de sus colegas, con los que estaba proyectando un viaje en agosto).

Al mismo tiempo pienso: jóder, si yo le había dicho que éste fin de semana venían todos los amigos a los que él conoce para estar conmigo y que íbamos a montar una fiesta tremenda. ¿No sería natural que él se sintiera mal porque habría deseado estar aquí y hubiera salido para distraerse? Me gustaría pensar que ha sido eso, pero no puedo saberlo con certeza.

Tal vez, como me decía el otro día mi mejor amiga, me quiere tanto, de una forma tan honesta, tan pura, que por eso siente la necesidad de decírmelo tan a menudo últimamente. Pero sentírselo decir me descoloca, remueve mis cimientos, me hace temblar con una hoja al caer del árbol.

Sigo preguntándome si, a pesar de que haya más cosas detrás de ese afecto –una atracción, cierto deseo contenido-, es el amigo el que siente por encima del hombre cuando piensa en mi.. En días como ayer, o como hoy, duele. Pero son días de bajón, qué le vamos a hacer.

Serena, te mando un abrazo enorme, aunque intangible, fuerte, de los que arropan y te hacen volver a sentirte como un niño. Ya te lo dije, me sabe mal no poder ayudarte de otra forma, pero al mismo tiempo siento que no debo obligarte a decir nada que no desees compartir por aquí.

Creo que puedo comprender, al menos en parte, la situación por la que estás pasando, aunque siento un poco de impotencia por no poder ayudarte. Es curioso, jamás habría pensado que podría conectar tanto con algunas personas a través de mi blog... Pero ya os lo dije, sois pocos, pero buenos.

Es lo que intento cada vez en mayor medida, conforme me voy haciendo más vieja: intentar rodearme de poca gente que vale la pena, porque así lo que pueden y lo que puedo ofrecerles resulta mucho más especial.

Cuando pueda terminaré por aquí mi lista con consejillos que pueden ayudarnos a salir adelante cuando nos sentimos tristes.

Un abrazo grande, grande, de oso!!!

Hoy, de nuevo, he decidido repartir abrazos para todos con una sonrisa en la cara.

22 comentarios:

Serena dijo...

Ahora me marcho a recoger una cosa del trabajo (el maravilloso mundo freelance) y después a clase. Pero luego, aunque tarde, me explayaré peligrosamente en otro post.

Aunque ahora quería escribir para mandarte un abrazo de esos suaves al principio, que te envuelven, luego te aprietan un poquito con ternura y después te dicen: "venga, no pasa nada, estás en casa".

http://www.youtube.com/watch?v=ooGZ98iLTys

Serena dijo...

Buenas noches:

Dicen que lo prometido es deuda. Y aquí estoy, con más sueño que vergüenza, para hacerte más preguntas.

Qué chungos los celos, ¿no? Si por un momento nos pusiéramos en la piel de tu Mattia, si él ha sentido por ti cosas diferentes a la amistad, si él te ha deseado y te ha necesitado, ¿cómo crees que le habrá sentado verte en vivo con "el titular de la cuenta"? Porque, vale, tu chico te ha dado permiso para jugar fuera, pensando que volvías a él porque lo quieres -incrédulo-, pero "Ese punto" es de los que quieren en exclusiva. Imagínate enamorado durante tanto tiempo, viviendo en la distancia pero ofreciéndote su apoyo y comprensión, y mientras, sabiendo que tú le das a otro algo con lo que él sueña. Insisto, ¡qué chungo!

Si realmente tú no estás dispuesta a darlo todo por la posibilidad de vivir algo con él, porque estás confusa, porque solamente lo deseas a nivel físico y como amigo, ¿no te gustaría que encontrase a una chica que le dijera "tú eres lo más importante de mi vida" (como decía una en el metro esta noche... O sea, patético, más viendo al pavo en cuestión)?

Porque ninguno de los dos parecéis haber sido capaces de dar lo que el otro necesita. Él necesita la seguridad de saberte completamente suya, necesita saltar con red, necesita seguramente que seas tú quien lo busque, necesita avanzar a su ritmo... Y tú, para cambiar algo, necesitas probar lo que él no se atreve a darte hasta que se sienta mínimamente a salvo.

Difícil, pero no imposible. Reflexiona, no mucho, porque los sentimientos no son la Física de Paolo G. Y habla con él, con el corazón. Porque probablemente podrías sufrir, pero no arrepentirte por ser honesta. ¿Y quién se merece más nuestra honestidad, además de nosotros mismos, que nuestros amigos?

¿Que se asusta? Puede que se retraiga, pero tiene tiempo para masticarlo -él sí, porque necesita hacerse a la idea- hasta que vaya a ti, a tu estreno. Y para entonces puede actuar como aquí no ha pasado nada, no recuerdo esa conversación. Pero también puede estar más abierto a tus avances...

Un beso

PD. Elijas el momento que elijas, ni se te ocurra decírselo en el transporte público, por favor.

PD2. ¿Sabes? Creo que haya quien haya en su vida, tú siempre seguirás siendo su Scarlett O'Hara.

jose dijo...

Hola otra vez,
Mmmmm, mAlicia si pudiéramos leer lo que tienen los demás en la cabeza, cuántos quebraderos nos evitaríamos. Pero no puede ser (de momento, porque me estoy trabajando una máquina de lectura selebral a distancia con piezas sin usar de los muebles del ikea que lo mismo me funciona. Ya te aviso).
No tengo claro si tiene alguna razón significativa para salir con alguien, o sólo es para distraerse. Podría pensar en que quisiera darte un poco de celos, para pincharte, para preguntarte si quieres dar el salto... No lo sé, puede que eso sea demasiado rebuscado. En cualquier caso tú sí los sientes un poco, los celos esos que arañan las tripas, así que piensa que él podría tenerlos asimismo de tu pareja, si pretende -como parece- tenerte en exclusiva. Si tu objetivo es tenerlo como un amigo especial, los celos, los tontos celos, tendrían que ir desapareciendo pero una vez más, estas cosas del corazón no andan tan fáciles (¡¡aaarg, dímelo a mi, ni me preguntes!!).
Imagino que con todas esas demostraciones de interés, de decirte lo que siente, te esté pidiendo que te aclares, que le digas hasta dónde llegarías; te abre un poquito el corazón y por eso no creo que seas para él sólo una amiga, sólo que no quiere provocar que des un paso en falso, que te equivoques y os queden a ambos (o a los tres) heridas que curar. Pero estos son mis pensamientos, no los suyos. Así que háblalo (sí, lo sé, soy un pesao).

Bueno mAlicia quisiera darte unas felicidades felicisisisísimas por tu cumpleaños, espejo de mis años. Como ya ha pasado, puedes usar las felicidades cuando quieras, por la mañana antes de lavarte la cara, o por la noche al apagar la luz, o cuando te acuerdes. Son muchas las que te mando, así que úsalas sin compasión, gástalas a todas horas.
(me quedo yo con un abrazo de esos tuyos, de oso, que tan bien sientan)

Serena, ahora leo lo que escribes en el segundo comentario... je, lo dices todo mucho mejor que yo, más claro, más limpio y más to. Pa la próxima me callo y me espero y asín después de leerte seguro que namasque comento “ahí, ahí, ahí tiene rasón, aro, aro...”. Bueno, me dejo de vainerías que es muy tarde. Un fuerte abrazo, lleno de ánimo para que todo te fuera mejor.

mAlicia dijo...

Hola, chicos!

Estoy estresadísima, tened un poco de paciencia conmigo, intentaré responderos ésta noche o mañana por la mañana, porque no será una respuesta cortita.

Otro abrazo de oso para los dos!!!!

Anónimo dijo...

Pues relaaaaajate.
Yo ando en el trabajo y llevo un día de esos en los que pasan las horas y da la sensación de que no avanzo nada (y tú dirás: "¿entonces que haces aquí escribiendo?", y yo diré: "pues tienes razón, pero ha sido sólo una paradita").
En fin, que eso, que te relajes, que estresarse es pa na.
Un abrazo
Jose

Serena dijo...

Jajaja... en mi caso como los horarios los pongo yo... Aunque no las fechas de entregas. Hoy me doy la baja, que ayer por no atropellar a un vejete, me empotró una furgoneta de reparticiones. No nos hicimos nada (mi coche no puede decir lo mismo), pero ahora me duele el cuerpo. Así que yo ya no hago na más (luego me tocará pringar el fin de semana porque me meterán prisas, aggg...).

Un beso pa los dos, a repartir que estamos en crisis.

Serena dijo...

¿¿¿Dije "incrédulo"??? Eso fue una suma de "iluso" + "crédulo"...

loinvisible dijo...

Aprender a amar sin esperar nada a cambio, ni siquiera la comprensión por parte del amado, ¡creo que es una meta imposible! Este contigo pero sin ti que te traes entre manos es algo literariamente hermoso, sin embargo, creo que en la vida real los problemas se solucionan afrontándolos con sinceridad. Saber qué es lo que esperas de él y saber qué espera él de ti podría dar una oportunidad a vuestra relación (sea ésta la que sea).
Besos y suerte. Desira

Toni dijo...

"Si no existimos como individuos
tampoco existen nuestras relaciones.

-Todo lo que deseo de ti
es que me aceptes como soy

-Sí, y todo lo que quiero de ti
es que aceptes mi no aceptación"

(extraido de palabras a mi mismo)

La verdad no se que decir, pero una relación tan ambigua, para mi es difícil de entender, pero quizás para mi debes reducirlo a lo mas simple, acercarse a la felicidad, y si con esta situación no eres todo lo feliz que quieres ser, debes cambiarla no?
o por el contrario si crees que cambiándola no vas a ser mas feliz, se clara y directa, no con él, sino contigo, porque parece que no eres sincera contigo, a partir de ahí debes empezar a actuar.

Un bezo wapa y hasta pronto!! , no olvides ser feliz xD

mAlicia dijo...

Hola, Serena! Por aquí estoy.. Siento haber tardado, pero ayer fue un día de trabajo terrible, hasta el punto de que somaticé lo que sentía y llegué a casa malísima. Me tumbé en el sofá como pude, y cuando me desperté... Eran las 4 de la mañana. Hoy tuve que volverme a casa desde el trabajo porque estaba igual de mal... En fin, ahora, después de haber dormido empiezo a tener la cabeza un poco más despejada, aunque aún noto una cierta presión que adhiere la piel a mi cráneo como si ambos pudieran llegar a fundirse.. Las cosas de trabajar en el ámbito social, y más aún con niños!

En fin, Serena. Si, no lo puedo evitar, siempre he sentido celos de Mattia, tal vez porque nunca pude tenerle para mi. En cuanto a que él los haya podido sentir de mi pareja es algo que me he preguntado a menudo, paro jamás me ha dado la más mínima señal de que fuera así. Salvo el hecho de actuar como si mi pareja no existiera la mayor parte del tiempo (cosa que, conociéndole, me pregunto si no hace más por mi que por él) Tal vez por eso estoy convencida de que yo nunca llegué para él a la categoría suficiente como para sentir celos de mi. No puedo evitarlo, es lo que pienso.
En 2003, cuando estuve a punto de dejar a mi pareja se lo hice saber. ¿Sabéis cual fue su respuesta? Salir huyendo!. Poco después me estaba diciendo que su amistad conmigo era algo que su "iglesia" no venía bien (nada de chicas y menos aún agnósticas, por diossss, que son una nefasta influencia!!!), y que debíamos dejar de hablar(os dije que había sido un chico muy religioso, pero no lo que no os dije es que... Tatatachán!!!! Durante casi la mitad de su vida estuvo con los testigos de Jeová!. Toma ya, eh, Serena? Eso no te lo esperabas).

Pasaron dos años hasta que volvió a mi, cuando ya se había alejado definitivamente de ellos.

No sé porqué, pero no me lo imagino enamorado, sufriendo por mi y llorando mientras me imaginaba en los brazos de mi novio! De veras, no soy capaz de visualizar eso.

Por supuesto, también he pensado en lo egoísta que soy, y también he "deseado ser capaz de desear" que se enamore de otra con la que mantener una relación, pero a éstas alturas, y con tanto mensaje contradictorio yendo y viniendo entre nosotros la vena generosa se me secó un poquito... En fin. Por supuesto, tengo claro que desearía que fuera feliz, eso sí.

El lunes por la noche hablé de algunas cosas con él (más yo que él, porque permaneció mudo la mayor parte del tiempo), ya os contaré en el próximo post.

Jaja! Vale, intentaré no decírselo en un autobús.

;-)

Si, creo que tienes razón y que yo, en cierto sentido, siempre seré su Scarlata O´hara, me ame de la forma que me ame, posiblemente no como yo deseo. Tal vez por eso tengo tanto miedo de oir cerrar la puerta mientras Clark Gable me dice eso de "francamente, querida, la verdad es que eso no me importa"...

mAlicia dijo...

En efecto, si pudiéramos leer lo que los demás guardan en la cabecita…! En especial cuando se trata de alguien tan hermético como él!

Lo de salir con otras personas creo que es una necesidad para él, porque con lo que tiene en su casa! Ya os contaré, ya…

Lo que pasa es que, hasta que han aparecido estas chicas, era incapaz de salir con una mujer a solas, es la timidez y el miedo personificados!

Nunca pensé que me lo contara para darme celos, pero ayer, por primera vez, me lo pregunté. Me dijo que había ido a ver una película con dos chavalas a las que también conozco, amigas de esa compañera de trabajo suya a la que tanto aprecio :-P. La verdad es que éstas dos si me caían bien, pero después de ocupar ayer medio mensaje que me envió para decirme que había ido con ellas al cine (sin que viniera a cuento) se me llevaban un poco los demonios..

Tal vez en realidad era una forma de decirme que no me haga ilusiones, que existen otras personas en su vida también importantes, y que yo no soy única… Quién sabe con él!!!

En fin, que sí, chicos, que soy una egoísta, ya lo sé! Pero a veces tengo la sensación de que, aunque me quiere muchísimo (lo tengo claro) jamás llegará a desearme como yo querría. No puedo evitar pensar que podría gustarle cualquier mujer en ese sentido, cualquiera, menos yo. Y ese pensamiento es el que me hace daño.

Siempre hay alguna chica guapa revoloteando a su alrededor, es como un imán para cierto tipo de mujeres, con esa personalidad reservada y misteriosa. Uno de esos chicos que te despiertan el instinto protector y que te hacen desear saber más de él.

Pero bueno, voy un poco mejor. Ahora los celos, tal y como os dije, escuecen menos. Poquito a poco, no? Dadme tiempo!

:-)

No sé si, como tú dices, Jose,con el hecho de mostrarme tanto interés espera a que yo tome una decisión y me aclare, pero es que las cosas no son tan sencillas. Quedan pedazos de la historia (más bien por su parte) que no conocéis, y que hacen que una posible relación entre nosotros fuese aún más complicada (lo digo por su familia, sobre todo). Yo soy la lanzada de los dos, la que sería capaz posiblemente de luchar en mayor medida, pero no creo que él esté preparado para alejarse, y eso juega en su contra (y lo sabe).

Por cierto, muchísimas gracias por tu felicitación, por ahora la he usado en todas las ocasiones en las que me he acordado, qué detalle más bonito!! Pienso gastarlas, eh? Que lo sepassss!!

Mucho ánimo! también para ti!!

Un besazo, y gracias por pasarte por aquí a pesar de estar tan liado!!

mAlicia dijo...

Serena, qué faenón lo del coche, no?
Estás bien, seguro????? Jóder, qué putada... Ya sabes lo que toca, a descansar y a dejarse mimar si tienes a alguien que pueda hacerlo, vale, guapa?

Estos abuelos, que cruzan a 1 metro por hora la carretera, qué peligro..!

Menos mal que estás bien.. :-)

Te mando un abrazo grande, pero ésta vez sin apretar mucho, vaya a hacerte daño!

mAlicia dijo...

Y por cierto, que si, que te había entendido con lo de "incrédulo". Pero no es así, él sabe de verdad lo importantísimo que es para mi. Mattia jamás me ha hecho sentir lo que sentí por mi pareja cuando nos conocimos.. Nunca ha conseguido que yo desee pasar el resto de mi vida como me planteo con mi pareja. Él me entiende, me ama de una forma incondicional, me aporta serenidad, felicidad... Me lo da todo.. O casi todo. Pero nada, es que yo estoy hecha una pringailla sin cerebro!

El problema no está en que ya no le quiera, el problema está en que mi mundo se trastocó cuando conocí a Mattia, y de lo que sentía por mi pareja se escaparon la obsesión y el deseo (que se quedaron en Italia), permaneciendo el amor y una inmensa ternura.. Y el problema, chicos, es que a veces la pasión nubla a todo lo que encuentra por su paso...

mAlicia dijo...

Hola, Toni!

Que no, que no me había olvidado de ti! Tienes razón, es demasiado ambigua (también para mi, que conste!).

Pero alejarme me hizo aún más daño. Digamos que estoy en vías de recuperación, tratando de recomponer mi cabecita y mi corazón. En esas estoy, tratando de ser todo lo clara que me quedaba por ser... Ya os iré contando.

Muchas gracias por el poema, buen libro el tuyo..

Un abrazo!!!!!!!!!!!!!!

Serena dijo...

Hola!

¡¡Pensé que te había raptado Mattia y te había llevado a Wonderland!!

¿Tás malita? Cuídate, que valemos mucho pa andarnos con tonterías, ¿vale?

Luego te escribo más, pero quería decirte que... poco me parece para lo que me esperaba (lo de su "iglesia"). A este paso ya te iba a preguntar que ¿cuándo se bajó de la nave? Porque... pufff.

No, en serio, en mi "cole" había Religión y estaba empezando a darse la oportunidad de tener otra asignatura (Ética). Durante los seis primeros años, yo era la única que iba a esa clase. Pero luego... vinieron otros dos chicos, que sí, eran testigos de Jehová. Puff... y esos sí que no se cortaban un pelo, tíaaa!! Yo tan inocente... más buena que na... como ahora, vamos. Y, joé, que lo que yo aprendí en esas clases me sigue sorprendiendo aún hoy, y de ético tenía poco.

En fin, menos mal que mi hermano me los tenía a raya, porque vaya chusma. Así que, creo que tú idea y la mía sobre las personas que pertenecen a ese colectivo son muy distintas...

¡¡Y eso que iba a escribir poco!!

Un beso y cuídate

mAlicia dijo...

Hola, Desira!

Un placer tenerte por aquí. Pensé que te habrías aburrido ya de este culebrón mio, pero es que la cosa tiene miga.. Pues si, como le decía a Toni y a los demás, cada vez voy siendo más sincera, pero el problema está en él. Lo comprenderéis mejor cuando leamos mi próximo post.

No podeís ni imaginar lo mucho que envídio a esas personas que solo tienen ojos para sus parejas, y que jamás se plantean estas historias.

Cuanta razón tenía Machín con aquella vieja canción que decía.. "¿Cómo se pueden querer, dos mujeres (cambiémoslo por hombres)a la vez, y no estar loco...."

Literariamente hermoso, si, pero dolorosamente real..

Un abrazo enorme también para ti!!

mAlicia dijo...

jajajaja!

La verdad, no sé como serán el resto de testigos de jehová, pero puedo asegurarte que éste era honesto, ingénuo, especial, pero no por el hecho de acudir a su congregación (o como se llame!).

Siempre supe, desde el principio, que había buscado acercarse a ésta gente para encontrar la familia y el apoyo incondicional que no había tenido durante su niñez. Su familia es católica, él se acercó a ellos cuando tenía 13 o 14 años, buscando un sentido a su vida. Era un niño perdido y cayó en sus garras de bruces. Pero nunca fue como esos pesados (sean de la religión que sean) que tratan de comerte el tarro continuamente y que son unos hipócritas. De hecho, me parecía demasiado interesante para serlo, y estaba segura de que esa relación malsana con la religión tendría un final.

Y no me equivocaba. Finalmente, él solito comprendió que la verdad no se encontraba entre ésta gente y se alejó de ellos.

De verdad, Serena, nada que ver, aunque en aquellos momentos tuviera el cerebro "lavado", siempre vi por debajo de aquella capa de protección a la persona que era. Soy demasiado cínica y excéptica como para colgarme de alguien hipócrita y ñoño, te lo aseguro.

Aunque debo admitir que esos años de acercamiento a ésta gente le hicieron más daño del que me gustaría admitir (por ejemplo, permitírse haberme perdido a mi durante un par de años)

En fin, espero no haber molestado a nadie con mis comentarios,a veces tiendo a ser muy crítica con la religión. Y es que para mi, el que fuese testigo de jehová fue igual que si me hubieran dicho que acababa de bajar de una nave, te lo aseguro!

Seguramente estoy de acuerdo contigo al pensar en el resto de gente que pertenece a ese grupo, no te preocupes, en el sentido de que odio que la gente imponga su forma de ver la vida a los demás...

Un besito!

mAlicia dijo...

Y por cierto, la que se tiene que cuidar eres tú!!

Si lo mio, como dicen por mi tierra, son "pollas en ollas"..Amos, na de na, que se pasa rápido!!

Jajaja!

Anónimo dijo...

Vaya mAlicia, por la expresión me parece que ya sé por que tierras te mueves. Quilla, tu historia me parece aún más liada que la mía, pero tan parecidas... querer a dos personas a la vez... difícil si tratas de ser honesto y fiel hasta en el pensamiento y se mete el corazón de por medio... en fin, es cuestión de decidir creo.
te dejo... yasabes... en el trabajooo
jose

Serena dijo...

¿¿Lo cuaslo?? ¿¿La olla?? A mí me dices eso y me dejas como estaba...

No fue más que el golpe. El pobre abuelillo estaba esperando en el paso de cebra y yo, que cumplo todas las normas de tráfico y las demás también (¿?), pues me dije: "joé, el pobre vejete, con la que está cayendo... y aquí no le para ni el Cristo los faroles". Así que, me paré. El coche que venía por el otro carril se paró. Y la furgoneta de mensajería se paró... pero contra mí.

Pregunté en el coche si todo el mundo estaba bien y me bajé. El otro conductor: "no tiene nada, no tiene nada", señalando a mi coche. Y yo, que soy máh güena que el pan con chocolate, le dije toda seria: "¿tú estás bien?". Su respuesta: "Sí. Pero venía pensando que por qué has parado". Entonces, sonriente le dije que fíjate, nosotros también estábamos bien y que resultaba que ahí había un paso de cebra...

En fin... yo no sé el resto, pero aquí se notan mucho los cambios de estación en el comportamiento de la gente. Y cuando empieza a hacer mucho calor, el personal se altera de una forma...

Jose, ¿¿¿eres un papá??? ¡¡¿Y la del trabajo?!! Jajaja...mira, me río... y no te lo tomes a mal porque seguro que eres un padre estupendo con tus niños (¡¡más te vale!!). Pero cada vez me dáis más razones para no tener hijos...
Muchas gracias por el abrazo que me mandas y mucho ánimo para ti también... que ya sé que cuando se te nubla la cosa, por más que uno se quiera aclarar y sepa lo que es "correcto", pues al final... vamos haciendo todo eso que siempre dijomos que no haríamos, o que criticamos cuando lo hicieron otros, o que no comprendíamos... pero ejkeee, el coraZZón es tan cabeZZón...

Y, mAlicia, los chicos esos de mis clases de Ética (dos años mayores que yo) no hablaban de Jehová ni de testigos... ¡¡lo que les pasaba es que estaban más salidos que na!!


¿¿¿Se me notan las ganas irme a clase???

mAlicia dijo...

Con que "quillo", eh? Ay, ay, que me parece que yo también se por donde andas, Jose!

;-)

Bueno, Jose, me alegra (y me entristece al mismo tiempo por ti) saber que me entiendes, porque estas cosas solo las puede comprender el que las ha sentido. Qué putada, verdad? Y es que lo de elegir a veces es tan complicado...

Que si, que el corazón es mu´cabezón!!!

;-)

Serena, lo de "pollas en ollas" quiere decir en mi tierra "nada de nada, tonterías"..

Por cierto, qué curioso que, con tanta frecuencia, las cosas pasen porque hagamos lo correcto, no? Y como dicen en "Cai",encima va "el nota" y te pregunta que porqué te has parado??? Si le quitaran puntos a todo el que conduce como el culo nos quedaríamos con las calles vacías en este país...Jajaja! Menos mal que todavía queda gente (y yo me incluyo, eh?) capaz de pararse para dejar cruzar a un abuelillo!

Ah! y lo de que esos dos estaban muy salidos ya me lo había imaginado.. Pero mi Mattia, ná de ná, siempre se ha controlado como un terminator!! (al menos en público) El sabrá lo que esconde en el pantalón cuando se queda solo o cuando se pone boca abajo en la cama, cuando está conmigo (por qué será? No me lo imagino!) que de tonto tampoco tiene un pelo.. Joer, si sigue así unos años más se acabará lesionando la mano! Que desperdicio, con lo bueno que está.. Y mejor paro, que se me dispara la imaginación y la que se sale soy yo..jaja!

Y si, estoy un poco mejor, mi cabeza ya vuelve a rular un poco..

(Habrá que aplicar una nota de humor, no?, no todo van a ser tristezas!)

Sheei dijo...

Hola Alicia, no se como va aun esto, llevo unas semanas leeiendo todas tus publicaciones y parece un reflejo de un espejo, me siento 100 x 100 como tu , me pasan las mismas cosas, y el actua de la misma manera que " Mattia" no se que pasa, pero no me lo puedo sacar de la cabeza, he intentado muchas cosas, pero cuando me alejo el viene a buscarme de formas que me hacen ilusiones y luego me las rompe aclarandome un " te quiero mucho y te tengo mucho aprecio pero por eso quiero que tengamos una amistad pura" cuando hace nada me había llegado a reconocer que sentia celos y que le había llegado a gustar... me podrias ayudar? no se como funciona esto! COntestame porfavor