miércoles, 18 de febrero de 2009

Slumndog millionaire


Este fin de semana ví varias películas: Matrimonio compulsivo (otra comedia absurda más, creo que de los Farrelli, para gloria y lucimiento de Ben Stiller), Di que si (para gloria de Jim Carrey volviendo al rol histriónico de sus orígenes) e Ironman (para gloria de los "EEUU de América".. ¿Cómo decirlo de otra manera?).
El fin de semana no me habría dejado con buen sabor de boca de no haber decidido escaparme al cine para ver la última joya del británico Danny Boyle, "Slumdog millionaire". Boyle sorprende como un director poco prolífico, pero con un gran acierto a la hora de elegir sus proyectos. Con Slumndog millionaire consigue mostrarnos la que puede ser La India mas real, miserable y dura, al tiempo que nos lanza un mensaje de esperanza, optimismo y amor.
La historia gira en torno a un joven analfabeto de 18 años (Jamal) que logra participar en la versión india del conocido programa "Quién quiere ser millonario" (conocido en el país con el nombre que da título al film). Sorprendentemente, el chico va siendo capaz de responder a todas las preguntas que se le van planteando, hasta el punto de generar una respuesta de respaldo popular en todo el país. No obstante, la situación genera dudas sobre el modo en que lo está consiguiendo, por lo que la policía intervendrá para resolver si se trata de una posibe estafa.
A partir de aquí, y por avatares del destino, se verá obligado a explicar todas y cada una de las razones que le han llevado a conocer las respuestas del concurso. Y es entonces cuando se inicia el viaje a un pasado repleto de historias que nos conectan con La India más profunda.


A lo largo del film acompañaremos a Jamal en un recorrido por una vida dura y singular, pero marcada por el buen corazón y por la esperanza incombustible de un joven que luchará por conseguir aquello que más desea, y que es, por encima de todo, el amor. Porque el motivo que le impulsa a luchar, a avanzar, y que le llevará incluso a la televisión no es el dinero, sino el deseo de reunirse con el amor de su vida.
La fotografía de la película es extraordinaria, tanto desde el punto de vista cultural, artístico como social, alternándose momentos en los que disfrutamos de la belleza de lugares míticos como el Taj Mahal con otros que nos muestran el colorido y la dureza de los barrios más deprimidos de Bombay.
Boyle logra mantenerte conectado emocionalmente con el protagonista, consiguiendo llevar al espectador por el lugar que tenía planeado hasta el final de la historia.
Se trata de un relato sencillo y hermoso, un cuento de hadas alternativo que logra hacerte soñar durante un rato, aún a pesar de la dureza de algunos momentos.

El director nos permite echar un vistazo a La India más real y dura, llena de contrastes y guiada por la esperanza y la lucha que vemos reflejadas en el alma del protagonista, a lo largo de un viaje a contracorriente en busca del amor y de los sueños.
De paso, consigue sacudir un poco nuestras conciencias, no dejándonos salir del cine sin hacer una reflexión sobre una realidad tan dura y tan alejada de la nuestra como la que se vive en las calles de La India.
Podría decir que se trata de un "cuento alternativo para reflexionar".
En cualquier caso, para no perdérsela. Todo un pequeño gran descubrimiento...

6 comentarios:

Paula de Bera dijo...

Malicia, linda, dejé algo para vos en mi rincon.
Te espero!!!

mAlicia dijo...

Hola, Paula!

Muchas gracias por el premio. Le echaré un vistazo al blog en cuanto pueda.

Un abrazo!

joselop44 dijo...

A mi también me encantó l película. Por cierto, si no la hubiera visto, no dudes qu eiría a verla despues de leerte.
Saludos

mAlicia dijo...

Hola, Jóse!

Me alegro de que a ti también te haya gustado. Y muchas gracias por el comentario, es todo un detalle de tu parte!

Me alegro de que te hayas pasado por aquí, me pasaré a hacerte una visita por tu blog en cuanto pueda.

Un abrazo!

antonio dijo...

Realmente es tan buena¿?
ENTRE POR EL TITULO DE TU BLOG Y LA VERDAD NO ME DEFRAUDO NADA.
GRACIAS

mAlicia dijo...

A mi me ha gustado mucho, la verdad. Imagino que no tiene porqué gustar a todos, pero por ahora, la gente que la ha visto está de acuerdo conmigo.. Ya sabes, lo que para unos puede ser una buena película para otros puede ser un tostón (aunque no creo que sea el caso, probablemente las objeciones serían otras)
Yo fui a verla esperando poco (ya sabes, el tema de los oscars, que a veces da más mala fama que otra cosa), y me llevé una muy agradable sorpresa.
Espero que te guste si vas a verla..
Y por cierto, muchas gracias por la visita, ya me pasaré por tu blog!
Un abrazo!