lunes, 7 de septiembre de 2009

Dos son compañía (IV)


A la mañana siguiente nos levantamos tarde. Despues de una hora de charla, sentados en el sofá de mi casa, acabamos abrazados durante un larguísimo rato. Cuando nos levantamos, te pedí que continuaras haciéndolo. Me gusta sentir tus brazos rodeándome con fuerza, mientras nuestros cuerpos se mantienen pegados, de frente. Posiblemente porque sea lo más próxima que me dejas estar a ti.

Aquel abrazo fue especial, muy especial. Nos estábamos sujetando con fuerza, cadera con cadera, y tú comenzaste a temblar como un niño, entre mis brazos. No sé de donde saqué la fuerza, pero finalmente logré separarme de ti. Sentía que, con toda probabilidad, aquel sería nuestro último abrazo en este viaje.

En un momento concreto, me dijiste que pensabas que te sentirías mal cuando estuviéramos con Fabio, y me lanzaste una pregunta que yo malinterpreté:

- ¿Tú no sentirías mal si estuvieras en mi lugar?
- Claro que si, me sentiría mal porque siento algo por ti (los ojos me brillaron al pensar que podía referirse al hecho de sentirse celoso)
- Me refiero a que posiblemente me sienta incómodo, cortado, cuando esté con él.
- ¿Pero si no sientes nada por mi, y no has hecho nada de lo que debas arrepentirte, por qué deberías? ¿No debería ser yo la que me sintiera mal por sentir algo por ambos? (de nuevo, me había sentido decepcionada por su respuesta. Se había limitado a decirme que se sentiría incómodo por la situación. Pero no me parecía justo, teniendo en cuenta que: a) ni siquiera nos hemos besado y b) supuestamente él no busca una intencionalidad sexual en nuestros encuentros, así que, ¿por qué preocuparte o sentirte culpable?)

¿De qué deberías tú sentirte culpable si tienes claro que no ha pasado nada entre nosotros?

Porque yo solo me sentiría cortada si sintiera algo por la otra persona, si sintiera que hay algo especial entre ambos…

Dimos por zanjado el tema, almorzamos juntos y salimos de vuelta para mi tierra, punto de partida de nuestro viaje.

Fue una jornada tranquila, muy agradable. Yo había dado por cerrado el asunto de la noche anterior y los dos estábamos tranquilos, así que lo pasamos realmente bien.

Incluso te hablé de mi blog (obviamente no te dije que escribía sobre ti, sobre nosotros)… Eres informático, así que me pediste permiso para buscarlo, como si fuera un reto. Por supuesto, te dije que no, a pesar de que estuviste insistiendo como pocas veces.

Decías que podías encontrarlo, sin ninguna información, en menos de una hora. Yo me reía, y te decía que no me lo podía creer. Así estuvimos jugando un rato, hasta que, finalmente, te pedí que, bajo ningún concepto, intentaras buscarlo.

Creo que, en ese sentido eres un hombre de palabra y sé que no lo harás. Porque de no ser así este blog habría desaparecido.

Durante el resto de la velada nos comportamos como dos amigos, charlamos y reímos hasta que llegó la noche. No volvimos a hablar sobre el viaje que nos esperaba.

Al llegar al hotel cada uno se metió en su cama, y dormimos hasta el amanecer.

Empezaba una nueva etapa.

13 comentarios:

Serena dijo...

No lo entiendo. Entonces, ¿en qué sentido se sentiría incómodo?

Si estuvieras en mi lugar, dice... jeje.

Y, perdón, pero esa premisa sobre la búsqueda del blog es falsa. Sin nada de información? Conocerte a ti es mucho más que "nada de información". Y pa eso no hace falta ir a Salamanca... a estudiar informática.

Besos

mAlicia dijo...

Pues si, tiene gracia, no? "Si estuvieras en mi lugar...?"

Pa´echarse a reír un rato.

Me pregunto: Sería por el terrible trago de saberse objeto de mi deseo estando Fabio delante? Qué duro, no? Cuanto sufrimiento para él pensar que pudiera estar besando a Fabio y pensando en él! Ummmm!

Pues si era eso, que le den por saco, pq me queda la suficiente integridad como para mirar a mi pareja a los ojos y no ver a nadie más cuando me besa...

En fin, Sere, que en aquel momento no tuve claro a lo que se refería. Pero al terminar el viaje, durante la última noche, lo vi con más claridad de la que él nunca será capaz.

La verdad es que es incongruente como él solo. Tiene casi 30 años, pero es inmaduro e infantil en extremo.

Si estuviera en su lugar sufriría, porque yo si tengo claro que aún me gusta. Pero él no quiere admitirlo.

Con respecto al blog, yo le avisé de que no encontraría ni lugares, ni nombres propios ni nada que pudiera conducirle hasta él. Pero Mattia insistió en que no hacía falta, y en que tenía los recursos necesarios para encontrarlo. Por más que insistí para que me explicara cual podía ser el procedimiento no hubo manera, no soltó ni prenda.

¿Hay algún informático por aquí q pueda explicarnos como buscar un blog del que desconoces todo (título, contenidos, etc.), y en el que no puedes localizar palabras, nombres o lugares que puedan conducirte a él? ¿Es decir, puedes localizar un blog con variables que lo relacionen con el temperamento, la forma de hablar de una persona, o con yo que sé qué..?

Más besitos pa´ti!!!!!

Serena dijo...

Bueeeeno!!! Está tirao!!!

Dejconojco si sistirá arguna téssnica infolmática pa aveligualo, con eso de las ipes...

Sin encambio, poniendo en er gúger "bló d'españa masisorro tío güeno la guiri" te sale éste... ta comprobao.

Prueba, mAli, prueba...

mAlicia dijo...

Jajajajaja!

Ya, el problema es que él no se imagina que aparece ninguna de esas palabras (masisorro tio güeno o guiri)!

;-)

Anónimo dijo...

Buscando "Quillo" lo encuentra fijo.

Hoooola a las dos. Estoy poniéndome al día. Espero que podáis perdonarme por mi ausencia (lo mismo hasta la habéis disfrutado. Hummm, qué malajes sois).
Besos, besos y más besos.
Fdo: el Informático Güenorro.

Anónimo dijo...

Bueno, pa malaje el Mattia. Oich, ¡es que no lo aguanto!
Fdo: el Informático Güenorro, con sueño.

mAlicia dijo...

Jajajaj!

Jooooooseeeeeeeeeee!!!! Bienvenido!! ;-)

Joé, como te hemos eshao de menos, puñetero! Pensábamos que ya nos habías abandonao... Snifff!

No veas la alegría q le vas a dar también a la Sere!

Pa´que te voy a engañar... Soñábamos con esos músculos de hierro tuyos y tus comentarios resalaos!

Y si, tienes razón, el Mattia es un malaje de musho cuidao (o más bien idiota del to´). Puedes desí de él to´lo que quieras, mi amor. ;-)

Tú si que eres un informático güenorro, si señor!!

Un besazo de bienvenida!!!! (o dos, o tres, o cuatro...)

Mary dijo...

Bueno, bueno, no es imposible que dé con mi blog. Te puedo decir que mi ex dio con el mio, y no es ni informático. Pero bueno, yo es que para estas cosas estoy gafada, jaja.

Mira no entiendo a este chico, sigue siendo el mismo perro del hortelano del principio. Lo que admiro es tu paciencia y que sigas ahí al pie del cañón, con la de muchachitos que hay en al tierra que merecen la pena y sin prejuicios y tonterías.

Otra cosa es cuando me pongo superficial..... tú aguantas tantos calentones así sin más? porque es que yo me habría puesto en jarras, de verdad. Será que me sale el caracter....

besinos

mAlicia dijo...

Hola, guapa!

Gracias por la visita. Pues si, la verdad es que con tanto calentón es pa´ponerse negra. Y más que paciencia (que le tengo),creo que soy un poco masoca, al menos en lo que respecta a él. De todas formas, en éstos últimos encuentros, y sabiendo que no esperaba nada más de él, mantuve la sangre templada, no me llegó a hervir. :-)


Y fíjate que bien me manipuló en cuanto le dije que ya estaba bien. Puso cara de dolor, me preguntó si no iba a poder tocarme más, y yo... Hala, caí como una tonta y el cabreo se me fue al carajo.

Quizá por eso es por lo que a veces me vuelvo tan ácida, mordaz y sarcástica cuando estoy con él (y con respecto a él). Porque me hace daño y es la única forma que encuentro de devolvérselo, imagino. En vez de pegarle una buena bofetada, como alguien me ha aconsejado, se la doy verbal y metafóricamente hablando.

Tienes razón, Mattia ha cambiado poco y sigue haciendo las mismas cosas de siempre. Se va acercando un poco más cada vez, pero al final vuelve a lo mismo.

Este hombre hace conmigo lo que quiere.

¿Dices que tu ex dió con tu blog? Ufff... Menos mal que éste me ha prometido no buscarlo, y en eso me fío de él.

Por cierto, aprovecho para volver a decirte que me alegro de que hayas vuelto y de que sigas escribiendo.

Un besazo!!!!!!

Serena dijo...

Ay, madre... qué ven mis ojos... ayyyy... toy en shock...

QUIIIIIIIIIIIIIIIIILLOOOOOOOUUU!!! Jo... snif, snif... Estás bien?

Serena dijo...

Ufff!! Pero tú no hacías aeropunching o argo asín? Como le calces una h... lo desintegras!!

Yo, insisto, creo que como tu amigo que es, ante todo, puede encontrar el blog de la manera tradicional. O sea, sabe qué libros lees, sabe qué música escuchas, sabes qué películas ves y conoce muchos de tus gustos... además, va contigo en esos viajes. Tan difícil sería encontrarte? Yo os encontré...

mAlicia dijo...

Pos vas a tener razón... Pero me ha prometido no hacerlo, y ya os hacéis una idea de lo rígido que es.

:-)

Serena dijo...

Pues igual no le venía del todo mal leerlo... aunque fuera con diccionario. Y así se enteraba de qué iba el tema, no? Porque...

En fin, veremos qué pasa con ese "dos son compañía"... chan chan chaaannnn!!