miércoles, 16 de septiembre de 2009

"Un toque de canela"

Hace pocos días tuve el placer de ver una película que había estado buscando desde hacía más de dos años, recomendada por un amigo ateniense. Se trata de una desconocida, deliciosa y encantadora “fábula”, uno de esos cuentos para adultos con los que nos sorprenden cinematografías que no suelen llegar a nuestras tierras (o al menos no fuera de las grandes urbes, como Madrid o Barcelona).. En este caso, se trata del film griego “Un toque de canela” (2003), del director Tassos Boulmetis, protagonizada por Georges Corraface, al que conocemos por estos lares por películas como “La pasión turca”.

La película –ejemplo de realismo fantástico-, bien podría haber sido filmada por el mexicano Alfonso Arau... Si no fuera porque gran parte de la historia transcurre en la exótica y misteriosa Estambul.

Durante al metraje asistimos como espectadores a una mezcla de comedia con un toque dramático y mágico que nos presenta a Faris, un niño cuya familia, de origen griego, reside en Estambul. El director nos acerca a los personajes a través del mundo de los sentidos y de la comida, nexo de unión entre gran parte de ellos, mostrando de paso -y de forma sutil- una “llamada” al entendimiento entre dos pueblos –el turco y el griego- en conflicto desde hace años por razones políticas, pero con muchas más cosas en común de lo que ambas partes querrían admitir.

Boulmetis construye toda una serie de personajes entrañables –incluidos los secundarios, como ese abuelo tan especial y tan lleno de sabiduría, o la niña que se convertirá en el amor de su vida-, con momentos que recuerdan a una versión griega de “como para agua chocolate”, pero con identidad propia.

La vida, el amor, la familia o la amistad, entre otros, guiadas en torno a la comida y los sentidos como eje de conexión... Los sentidos y las especias culinarias empleados como metáforas para explicar el universo (de ahí el nexo de unión entre ellos, encarnados en el protagonista, astrónomo de profesión y cocinero excepcional), y usados como un medio para disfrutar y entender la vida, las relaciones familiares y la tradición de una familia en la que ambas culturas -la griega y la turca- se funden con absoluta naturalidad.

En este caso las “especies y los sabores” adquieren casi identidad propia, convirtiéndose en secundarios imprescindibles.

Una película sensible, particular y con un toque de romanticismo, con momentos para reír, para emocionarse y para encontrar nuevos motivos que nos permitan apreciar nuestros sentidos y nuestras emociones en torno a la comida... Y a la vida.

Un deleite para los que piensen que la comida es un placer para los sentidos y para el alma, y un recordatorio de la importancia que tiene aprender a saborear cada bocado que damos a la vida.

Recomendable, sin lugar a dudas, y con una banda sonora deliciosa.

No os perdáis el trailer.

">

4 comentarios:

Serena dijo...

Lo que a mí me decidió a verla fue el trailer, aunque no estaba tan currado como éste.

Me gustó eso, la atmósfera de cuento, la historia de amor prometida, las sonrisas y el encanto...

Sin embargo, no fue lo que esperaba. Cuando terminó, me desperté y solté el aire que retenía.

¿Has visto América, América? No utiliza la comida como personaje, es más sobre la idiosincrasia de las gentes que vivene ese conflicto.

Imagínate mi sorpresa al ver que Totó era Pedro...

mAlicia dijo...

Bueno, no podía marcharma a dormir sin mandarte un abrazo...

En efecto, este trailer es precioso. Aunque como, tú, sentí un poco de tristeza al verla terminar. Pero a pesar de todo me ha gustado. :-)

No, la conozco, pero no la he visto... Por cierto,¿qué Totó era Pedro? Eimmsss???

Buenas noches, preciosa!

Y buenas noches a todos los que andaís por ahí!!!!

Serena dijo...

No Totó el de Dorothy ni Pedro el de Heidi...

Me refería a Pedro el de Tita y a Totó el de Elena. (Pensabas que te lo iba a dar regalao o qué???)

Otro abrazo para ti.

mAlicia dijo...

Jajaja!

Claro, como no he visto "América, América" no lo podía pillar ni de coña... Pues habrá que verla!

Muackkkk!!!